Rusia: Kislyak refuta acusaciones de espionaje en EE. UU. | Europa al día | DW | 05.08.2017
  1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages
Publicidad

Europa al día

Rusia: Kislyak refuta acusaciones de espionaje en EE. UU.

USA Russischer Botschafter Sergey Kislyak in Washington (picture alliance/AP Photo/C. Kaster)

El exembajador ruso en Estados Unidos Serguéi Kislyak.

El exembajador ruso en Estados Unidos Serguéi Kislyak negó este 5 de agosto haber mantenido conversaciones sobre asuntos secretos o sanciones con el antiguo asesor de seguridad nacional de la Casa Blanca Michael Flynn. "Sólo hablamos sobre las cosas más simples (...). Pero la conversación fue absolutamente correcta, tranquila y totalmente transparente. En cualquier caso, nunca hubo ningún secreto por nuestra parte", dijo Kislyak a la televisión pública rusa.

Kislyak, figura central en la investigación sobre la supuesta injerencia rusa en las elecciones presidenciales de 2016 en Estados Unidos –que permitieron el ascenso de Donald Trump al poder–, destacó que abordó con Flynn asuntos como la cooperación antiterrorista. "Existen varios temas que con importantes para la cooperación entre Rusia y EEUU, especialmente el terrorismo. Ese fue uno de los temas que tratamos", señaló.

Recordó que recibió instrucciones de no discutir con nadie el asunto de las sanciones occidentales por la anexión rusa de Crimea y la intervención en Ucrania. "No tratamos las sanciones con nadie. Puede estar seguro que cumplí fielmente estas instrucciones", explicó. El diplomático, que abandonó el cargo el mes pasado tras nueve años como jefe de la legación rusa en Washington, declinó comentar la dimisión de Flynn, que calificó de "asunto interno de los estadounidenses".

Kislyak acusó a los políticos estadounidenses de "enfangarse" en investigaciones sobre la base de "información falsa" que no interesan a sus electores. También negó rotundamente que Rusia hubiera apoyado a Trump durante los comicios estadounidenses y resaltó que el Kremlin estaba preparado para una victoria de cualquiera de los dos candidatos, al contrario de la Unión Europea, que apostó claramente por la demócrata Hillary Clinton.

Kislyak calificó de "vergonzosas" las acusaciones de que el embajador de un país puede ser un "espía". Recordó que la postura oficial del Kremlin es que Rusia no participa en ningún caso en regateos políticos debido a las sanciones occidentales, que tachó de ilegales y agresivas. Al mismo tiempo, aseguró que nunca comparecería ante el gran jurado en Estados Unidos y declararía al respecto sólo ante los diputados rusos. Los contactos de Kislyak con miembros del equipo de campaña y transición de Trump están siendo examinados en Estados Unidos, donde Rusia es acusada por las agencias de inteligencia de intentar interferir en el resultado electoral.

Kislyak se reunió de manera discreta no sólo con Flynn, sino también con el fiscal general, Jeff Sessions, y con el yerno y asesor de Trump, Jared Kushner. (EFE)