Rusia compara registro de consulado en EE. UU. con “asalto” | Europa al día | DW | 03.09.2017
  1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

Europa al día

Rusia compara registro de consulado en EE. UU. con “asalto”

El registro llevado a cabo este sábado por los servicios de seguridad estadounidenses a la sede del consulado de Rusia en San Francisco fue una "provocación de alcance mundial" que parecía "el asalto de una banda", denunció este domingo (03.09.2017) la portavoz del Ministerio de Exteriores ruso, Maria Sajarova. " Creo que alguien está buscando pruebas de que hemos elegido, presuntamente, a su presidente (Donald Trump)", dijo Sajarova en una entrevista emitida esta noche por el canal de televisión NTV.

Los servicios de seguridad estadounidenses registraron este sábado tanto el consulado ruso en San Francisco como la Oficina Comercial de la embajada de Rusia en Washington, después de dar a los diplomáticos rusos menos de 48 horas para abandonar ambas dependencias, que son propiedad de Moscú. "El Departamento de Estado (de EE. UU.) nos ha dicho abiertamente que esperan que vendamos esas propiedades", dijo Sajarova.

Según la portavoz, el Gobierno de EE. UU. quiere que Rusia se deshaga tanto de los dos edificios desalojados como de la dos residencias de campo que tiene Moscú en las afueras de Nueva York y Washington y que fueron cerradas por orden del presidente estadounidense Barack Obama el pasado diciembre, apenas un mes antes de que concluyera su segundo y último mandato.

Sajarova tachó de "provocación de alcance mundial" los registros en las propiedad diplomáticas rusas y dijo que las autoridades estadounidenses esperaban que el personal de esas dependencias se opusiera. "Se esperaban candados en las puertas y que tendrían que irrumpir y podrían enseñar que los rusos esconden algo", dijo al respecto.

En un comunicado difundido esta mañana, la cancillería rusa acusó a EE. UU. de "apoderarse" de sus propiedades diplomáticas y tacharon lo sucedido como "un acto abiertamente hostil y una flagrante violación del derecho internacional".

"Instamos a las autoridades estadounidenses a entrar en razón y devolver inmediatamente las dependencias diplomáticas rusas. De lo contrario recaerá sobre EE. UU. la responsabilidad de seguir con la degradación de las relaciones entre nuestros países, de los que depende en gran medida la estabilidad y la seguridad internacionales", subrayó Exteriores.

Moscú ha expresado el temor de que los registros "pueden ser usados por los servicios de inteligencia de EE. UU. para organizar un acto de sabotaje antirruso mediante la introducción ilegal de objetos comprometedores". (EFE)

DW recomienda

Publicidad