Rusia celebra los 60 años de la victoria sobre Hitler | El Mundo | DW | 09.05.2005
  1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages
Publicidad

El Mundo

Rusia celebra los 60 años de la victoria sobre Hitler

Por primera vez en la historia, un jefe de gobierno alemán se contó entre los invitados de honor a la ceremonia con que Rusia celebró el aniversario de la victoria sobre la Alemania nazi en 1945.

La gran parada militar en Moscú.

La gran parada militar en Moscú.

Por todo lo alto celebró Rusia esta mañana los 60 años de la victoria en la "gran guerra patriótica", que el presidente Putin calificó de "triunfo del bien sobre el mal, de la libertad sobre la tiranía".

Putin bei Militärparade 60 Jahre nach Kriegsende in Moskau

Putin durante el discurso.

La conmemoración, con la que cada año Moscú recuerdan a los más de 20 millones de víctimas soviéticas de la II Guerra Mundial, tuvo esta vez un acento particular, no sólo por tratarse de un aniversario redondo. Entre los 50 estadistas extranjeros que presenciaron el desfile de más de 7.000 soldados y 2.500 veteranos, se contó por primera vez un canciller alemán.

Histórica reconciliación con Alemania

Junto con recordar que "los millones de muertos nos comprometen a asumir una gran responsabilidad" e instar a tener presente "qué consecuencias monstruosas puede tener la violencia, la intolerancia moral y el genocidio", Putin subrayó que el objetivo actual es garantizar la paz en Europa. Y destacó, como extraordinario ejemplo de una política de confianza, la histórica reconciliación entre Rusia y Alemania. "Este es uno de los logros más valiosos de la Europa de post-guerra y un ejemplo digno de ser seguido en la política mundial", subrayó el jefe del Kremlin.

Gerhard Schröder - Russland Weltkrieg Jahrestag

Schröder y su mujer en Moscú, en la celebración de los 60 años del término de la II Guerra Mundial.

En una jornada como ésta, llena de gestos simbólicos, destaca también otro punto de la agenda de la visita del canciller Gerhard Schröder a Rusia: su asistencia, junto a Putin, a un encuentro con veteranos de guerra rusos y alemanes. Una verdadera "sensación" para la delegación germana y muestra fehaciente de que la reconciliación también puede alcanzarse entre quienes hace 60 años combatieron.

Capítulo pendiente

En el marco de estas celebraciones, que son un verdadero elixir para el orgullo nacional, ciertamente viene bien destacar aspectos positivos como la nueva amistad germano-rusa. No encaja, en cambio, la polémica que se ha levantado en torno al papel que tuvo la Unión Soviética en la post-guerra europea. Los presidentes de Estonia y Lituania boicotearon este lunes las celebraciones, justamente en protesta por la resistencia de Moscú a disculparse por los años de dominación de los estados bálticos. Y lo mismo podría decirse acerca de los satélites del antiguo bloque oriental.

El presidente estadounidense, quien ha incluido a Letonia y Georgia en el itinerario de esta visita a Europa, está dispuesto a azuzar el debate al respecto. Pero no en esta mañana de fiesta patriótica para los rusos. Putin celebra hoy el triunfo en la II Guerra Mundial junto a sus aliados de entonces. Para lo demás ya habrá tiempo y la discusión proseguirá, a más tardar a partir de mañana, cuando Bush hable al pueblo georgiano.

DW recomienda