Rumbo a Bagdad | El Mundo | DW | 23.03.2003
  1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

El Mundo

Rumbo a Bagdad

La ofensiva anglo-estadounidense para someter a Irak entra en la tercer jornada con perspectivas más complejas de lo previsto. A pesar de la superioridad tecnológica de los aliados, la batalla por Bagdad está por venir.

default

Continúa el avance hacia Bagdad.

Tropas aliadas lidereadas por Estados Unidos seguían su avanzada hacia el norte de Irak, mientras Bagdad era bombardeada por segundo día consecutivo desde que el Pentágono pusiera en marcha su temible ofensiva aérea. Nuevas detonaciones provocaron apagones en toda la ciudad hacia la medianoche, después de interminentes bombardeos durante el transcurso del día.

Por primera vez se produjeron ataques aéreos a plena luz de día. Al caer la noche, tropas iraquíes prendieron fuego a una linea de trincheras llenas de petróleo con las que rodearon Bagdad, para que la densa cortina de humo impidiera la visibilidad de los aviones enemigos.

Todo el potencial bélico

El general al frente del ejército estadounidense, Tommy Franks, quien dirige la ofensiva militar, dijo que sus fuerzas están utilizando municiones a una escala nunca vista. El general cuatro estrellas aseguró confiado que la victoria está garantizada. También dijo que Estados Unidos utilizará todo su potencial bélico en Irak en una operación combinada de las fuerzas navales, aéreas y terrestres para causar conmoción en el ejército iraquí. Fue el primer informe de Franks desde que comenzó la guerra.

Por su parte, militares iraquíes apelaron a las Naciones Unidas para que detenga la agresión militar. El ministro de información de Irak dijo que las bombas habían herido a más de 200 civiles en Bagdad. A pesar de que las fuerzas aliadas dominan los cielos de Irak, bombardeado la capital iraquí despiadadamente, las tropas de tierra no han avanzado tan fácilmente como se creía.

Tropas encuentran resistencia

Britische Soldaten einer Artillerie Einheit im Süden Iraks

Marines británicos

Después de intensos combates, los marines estadounidenses dijeron haber derrotado a las fuerzas iraquíes en las afueras de la ciudad petrolera de Basora, a unos 550 kilómetros al sureste de Bagdad, tomando a cientos de prisioneros a su paso.

Hacia el norte, en la ciudad de Nasiriya, las tropas aliadas tomaron un puente clave sobre el río Eufrates abriendo el camino hacia Bagdad. Los soldados estadounidenses desalojaron a las fuerzas iraquíes que intentaban repeler el avance invasor hacia la capital. Los combates en tierra se han prolongado mas de lo previsto. Tras dos días de combates, los marines aún luchaban por obtener el control de Umm Qasr, el único puerto de aguas profundas de Irak, cerca de la frontera con Kuwait.

Cae la ciudad de Basora

US-Militär nahe der irakischen Stadt Basra

Marines estadounidenses

Miles de tanques estadounidenses y vehículos blindados avanzaban desde el sur de Irak hacia Bagdad, pero a medida que se acercan se percibía nerviosismo ante el temor de verse enfrascados en combates a lo largo del camino. Un portavoz británico afirmó que las fuerzas aliadas esperan negociar la capitulación de Bagdad. También confirmó que la División 51 de Irak, de unos 8.000 efectivos, se rindió en masa en Basora, lo que fue negado por el portavoz del ejército iraquí.

El corresponsal de la BBC, que acompaña a las tropas británicas, dijo que las tropas aliadas habían sido recibidas con júbilo y aplausos por jóvenes iraquíes, al entrar los soldados a Basora. Las tropas asaltaron la segunda ciudad más importante de Irak después de librar una dura batalla contra carros iraquíes en las inmediaciones de esa ciudad. Las tropas aliadas consideran la conquista de la ciudad al sur de Irak como una prioridad estratégica en el avance hacia Bagdad, por ser ahí la salida natural del crudo iraquí.

Bajas, atentados y accidentes

Una facción kurda que domina parte del norte de Irak dijo que las fuerzas estadounideenses habían disparado misiles y lanzado ataques aéreos contra la fortzaleza del grupo militante islámico Ansar al -Islam, ubicada entre las montañas. Washington acusa a este grupo de tener vínculos con la red terrorista Al Qaeda. Un comandante kurdo dijo que el ataque pudo haber provocado al menos 100 muertes.

Tal parece que dicha organización provocó la explosión de un coche bomba cerca de la frontera con Irán, que mató a un camarógrafo australiano y otra persona y dejó mas de ocho heridos. Un periodista de la cadena británica Sky News dijo que cuatro soldados estadounidenses con los que viajaba en el centro de Irak murieron cuando sus vehículos recibieron el impacto de granadas. La televisora británica ITN confirmó que tres de sus periodistas desaparecieron después de quedar bajo fuego enemigo mientras se dirigían a la ciudad de Basora.

Accidentes de helicópteros

La jornada del sábado inició con el choque de dos helicópteros de la marina británica sobre el Golfo Pérsico provocando la muerte de todos sus tripulantes, seis británicos y un estadounidense. El jueves, otro accidente de helicópteros provocó la muerte de doce soldados aliados.

Hay temor por los peligros que el avance hacia Bagdad depara a las tropas aliadas de infantería. No sólo podrían ser repelidas con armas de destrucción masiva. En Bagdad se encuentran las mejores tropas de Sadam Husein, incluídas las unidades élite de la Guardia Republicana, que de inducir a las tropas invasoras a una lucha en las calles podría neutralizar sus asombrosos avances tecnológicos.

DW recomienda

Publicidad