Rumania impone toque de queda a no vacunados | Europa al día | DW | 24.09.2021
  1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages
Publicidad

Europa al día

Rumania impone toque de queda a no vacunados

Rumania cuenta con una de las tasas de vacunación más bajas de Europa.

Rumania cuenta con una de las tasas de vacunación más bajas de Europa.

Rumania comenzará a aplicar este fin de semana toques de queda nocturnos para los no vacunados tras experimentar el país balcánico, donde sólo se ha vacunado un tercio de la población adulta, un repunte de casos que han disparado los ingresos de enfermos de COVID-19 en las UCI.

Los toques de queda nocturnos se aplican de viernes a domingo entre las 20.00 y las 5.00 horas del día siguiente en localidades que hayan registrado más de seis casos diarios por cada mil habitantes. La prohibición de salir a la calle no afectará a quienes estén vacunados con la pauta completa, que deberán llevar el certificado de vacunación durante sus desplazamientos nocturnos.

El toque de queda se aplicará a partir de este viernes a un total de 40 municipios, en su mayoría de pocos habitantes, que ya han superado el umbral de contagios establecido por las autoridades rumanas. Según el balance oficial de este viernes (24.09.2021), un total de 1.116 pacientes con COVID-19 están ingresados en unidades de cuidados intensivos en el país, de 18 millones de habitantes, en estos momentos.

El número de casos graves se ha disparado en las últimas semanas en Rumania, el segundo país de la Unión Europea (UE) -solo por delante de Bulgaria- que menos población ha vacunado. Como consecuencia de este repunte, los hospitales en provincias como Cluj y Timis se han quedado sin camas libres para tratar a pacientes de COVID-19. Según datos oficiales citados por la prensa local, en la capital, Bucarest, quedaban sólo dos camas libres en las UCIs.

A nivel nacional, el número de camas libres destinadas a pacientes graves de covid era de 23, por lo que las autoridades rumanas están trabajando para agregar nuevos espacios en los que atenderlos. (EFE)