Romper el silencio: abuso de menores en el fútbol argentino | Argentina | DW | 06.04.2018
  1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

América Latina

Romper el silencio: abuso de menores en el fútbol argentino

Jóvenes deportistas de las pensiones del River Plate e Independiente han logrado romper el silencio y han sacado a la luz uno de los mayores escándalos de pedofilia en la historia de Argentina.

Argentinien Fußballclub Independiente (Retuers/M. Brindicci)

La sede del club de fútbol Independiente, en Avellaneda, en las afueras de Buenos Aires

En un país que respira fútbol, en Argentina es común que los clubes acojan e internen a un centenar de menores en sus pensiones para entrenarlos con miras a convertirlos en estrellas del deporte. Generalmente, los jóvenes que se incorporan a estos programas provienen del interior del país y son de bajos recursos. Lejos de sus padres y dependientes de representantes y agentes deportivos que apenas conocen, los menores se convierten en presas fáciles de individuos que buscan aprovecharse de la situación. A raíz de lo sucedido en las pensiones de River Plate e Independiente, todos en Argentina tienen los ojos puestos en el escándalo de pedofilia que lentamente se está convirtiendo en todo un show mediático.

Independiente de Avellaneda, la primera denuncia

El escándalo de abusos a menores explotó en el club deportivo argentino Independiente el 21 de marzo, luego de que uno de los jóvenes hospedados en la pensión Villa Domínico se quebrara en llanto ante el jefe del departamento de psicólogos, Ariel Ruiz, y le narrara acerca del caso de abusos sexuales en Independiente, que cuenta, hasta la fecha, con siete víctimas "probadas" y diez más que son "potenciales", según informaron autoridades judiciales. En la pensión de Independiente hay veinte habitaciones y hay lugar para sesenta menores, aunque solo viven ahí 53, entre 13 y 17 años.

El menor relató el modus operandi de los agresores: tras ser contactados a través de redes sociales, a la pensión llegaba una persona que funcionaba como nexo entre los jóvenes y la supuesta red de prostitución infantil. Luego, con un permiso firmado por los padres de los menores, que les permitía estar afuera hasta las 20 hrs., los llevaba en horas de la tarde desde la pensión hasta departamentos y casas del barrio de Palermo y San Isidro, en Buenos Aires, para mantener relaciones sexuales con hombres a cambio de dinero. Según medios, los menores recibían alrededor de 1.000 pesos argentinos (40 euros). Asimismo, la fiscal del caso, María Soledad Garibaldi, explicó que los abusadores ofrecían "pasajes para ir a ver a sus padres al interior", además de "dinero, ropa y botines".

Argentinien Kindesmisshandlung in Club Atletico Independiente (Getty Images/AFP/E. Abramovich)

La entrada de las instalaciones de entrenamiento del club de fútbol Independiente, en Avellaneda, provincia de Buenos Aires

Autoridades ya detuvieron a un joven de 19 años, exjugador de las inferiores de Independiente, quien es sospechoso de ser el individuo que hacía de puente con las personas que organizaban o perpetraban los abusos. Con él, hay cinco personas más detenidas. Entre ellas, un árbitro del torneo de ascenso.

"Acompañamiento psicológico"

En cuanto a la autenticidad de lo denunciado por la fiscal, el vicepresidente de Independiente, Carlos Montaña, en entrevista con DW, dijo no poder constatar la veracidad de todos los pormenores del caso. Sin embrago, aseguró que esa no es la competencia del club y que este está colaborando plenamente con la Justicia junto con otros organismos de gobierno provincial para esclarecer los abusos y brindar ayuda psicológica a los menores. "Tenemos la participación de organismos del gobierno provincial, desde acompañamiento psicológico hasta uso de herramientas públicas para que los chicos tomen real dimensión del manejo de redes sociales", aseguró Montaña a DW. 

River Plate, se expande el escándalo en las pensiones

Al igual que con Independiente, el caso salió a la luz después de que jóvenes residentes en las pensiones del prestigioso club River Plate rompieran el silencio y revelaran al psicólogo del plantel lo sucedido entre 2007 y 2011. La denuncia finalmente llegó a través de una médica –identificada como Andrea P.–, que trabajó en el club entre 2004 y 2011, y la ONG Ayuda a Víctimas de Violación (Avivi). La versión de los jóvenes hace referencia a una persona transgénero, presuntamente portadora de VIH, conocida como "La Lore", que se acercaba al menos tres veces por semana a la pensión para mantener sexo con los menores a cambio de dinero.

Según reportaron medios locales, así como en el caso de Independiente, esta misma persona habría hecho "las veces de nexo" entre los menores y otra gente. El abogado de la ONG Avivi, Andrés Bonicalzi, contó, asimismo, que el supuesto abusador "no era miembro de la institución pero todos lo conocían".

Aparte de estas dos grandes denuncias, también hay pruebas de trata de menores en Temperley, un club de menor trayectoria que está en la primera división.

Ambos clubes cooperan con las autoridades

Tanto River Plate como Independiente se han puesto a disposición de la Justicia. En lo que va de las investigaciones, que ya suman un centenar de entrevistas, los empleados de ambos clubes no son considerados como sospechosos. Aún queda la pregunta abierta sobre la responsabilidad de los clubes, porque, así no estuvieran al corriente de los hechos, estos eran guardianes directos de los menores de edad.

El escándalo aún es reciente y en este punto las investigaciones siguen siendo preliminares: no se sabe si los casos son aislados o parte de una red. La fiscal del caso de Independiente descartó hablar de una "banda" con "organización", aunque destacó que sus perfiles son "casi idénticos" en cuanto a la manera de llevar a cabo los abusos, y que les realizarán perfiles criminológicos y psiquiátricos.

Ruido mediático

El caso, que ha causado gran revuelo en Argentina, empieza a tomar gran atención mediática, y muchas declaraciones paralelas empiezan a formar parte del escándalo. Por ejemplo, en los últimos días, la figura del espectáculo Natacha Jaitt acusó a reconocidos periodistas y políticos de ser abusadores de menores. A ella se suma el exfutbolista de Independiente Daniel Bertoni, quien afirmó que los abusos a menores existen desde hace tiempo en el fútbol del país latinoamericano.

Otro caso es el de Rodolfo Talamonti, exencargado de la pensión del River, quien en medios declaró que la médica que denunció el caso estaba "desvariando". Talamonti, que estuvo en la pensión entre 2010 y 2013, reveló a DW que mientras estuvo a cargo "nunca vio entrar a nadie" que cuadrara con la descripción del abusador. "Nadie extraño entró a la pensión. Esto lo puedo justificar delante de la Justicia", agregó.

Amenazas sobre la titular de Avivi

Más alarmante son las declaraciones de María Elena Leuzzi, titular de la ONG Avivi, quien denunció que la Policía llegó a su casa debido a una falsa llamada al 911, en la que decían que estaba muerta. "Desde entonces estoy encerrada porque no tengo garantías para salir, no me voy a inmolar", explicó Leuzzi a efe.

El problema de abusos de menores en Argentina dista de estar solo presente en la esfera del fútbol. Según un informe de la Organización Mundial de la Salud (OMS), 1 de cada 5 mujeres y 1 de cada 13 varones en Argentina ha declarado haber sufrido abusos sexuales durante su infancia. No obstante, es de remarcar que los jóvenes deportistas están logrando romper el silencio, y esto dentro del mundo del fútbol argentino, el cual ha demostrado ser un complejo entramado en dónde convergen intereses políticos, corporativos e influyentes figuras del poder.

Autor: Felipe Espinosa Wang (vt)

Deutsche Welle es la emisora internacional de Alemania y produce periodismo independiente en 30 idiomas. Síganos en Facebook | Twitter | YouTube |