Roma y Atenas: “cabe la esperanza” | La prensa opina | DW | 17.11.2011
  1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

La prensa opina

Roma y Atenas: “cabe la esperanza”

Las probabilidades de éxito de los sendos nuevos Gobiernos en Roma y Atenas ocupan a los editorialistas de la prensa europea.

default

Lucas Papademos, en el Parlamento griego el 16.11.2011

La Stampa, de Turín: “En estos días circulan muchos himnos poco sobrios alabando la “sobriedad” del nuevo gobierno “politécnico”. Sobriedad parece ser el nombre con el que hoy en día se quiere bautizar la normalidad, después de dos décadas de club de vacaciones. Un país que hubiese contado en estos años con una clase política decente no habría necesitado, en este momento, echar mano de los sacerdotes del capital. Y, con seguridad, de haber sido así, el país ahora no calificaría de sobrio a Mario Monti, sino simplemente de normal. A fin de cuentas, Monti ocupa el sillón de un primer ministro y no el de una estrella de cine o de un pregonero de mercado”.

“Posibilidades reales de imponer reformas”

Kurier, de Viena: “¿Respuestas entusiastas de los mercados financieros? Error. Quien haya esperado que los mercados responderían positivamente a las innovaciones políticas en Italia y Grecia se ha llevado una decepción. Las sombras de la era Berlusconi así como las de diversos desafortunados gobiernos griegos oscurecen en ambos países en crisis a los nuevos gobiernos, formados por expertos. Sin embargo, cabe la esperanza: con Mario Monti, correcto hasta la médula –algo así como un anti Berlusconi-, y con Lucas Papademos, docto en materia económica, tanto Grecia como Italia tienen posibilidades reales de imponer reformas y de recobrar la confianza de los mercados a largo plazo”.

Similaridades entre Roma y Atenas

Die Welt, de Berlín: “Cuando el trabajo estuvo listo y los criterios de Maastricht en parte cumplidos, las fracciones y sus dirigentes pudieron recomenzar el viejo juego. Berlusconi tiene que haberse alegrado de que otros hicieran el trabajo impopular por él. ¿Reformas? ¿Recortes en los monumentales privilegios de los parlamentarios? Ahora estamos otra vez en ese punto: Mario Monti, antiguo comisario europeo de nivel internacional, tiene que salvar esta vez a Italia y al euro del desastre. En Atenas, un cuadro similar: a partir del fracaso en 1974 de la Junta de los Coroneles, los partidos políticos han conducido a Grecia hacia la bancarrota estatal, no por ignorancia sino por irresponsabilidad, con la complacencia silenciosa de los electores. La hora de la verdad se ha tornado la hora de los tecnócratas.”

Torpedear misión de Monti

Rzeczpospolita, de Varsovia: “No cabe esperar que el Parlamento se transforme de pronto en una máquina que voluntariamente apruebe todas las necesarias leyes de reforma del nuevo jefe de Gobierno. La izquierda, en la que los sindicatos tienen gran ascendente, no tendrá interés en votar a favor de una liberalización del mercado laboral o una reforma del sistema de pensiones en contra de los intereses de su electorado. Y si Monti solicita aportes de la clase media y del sector privado, los conservadores podrían llamar a las barricadas. A ello se suma que Berlusconi y su coalición en el Senado siguen teniendo mayoría. Es decir, existen suficientes instrumentos para torpedear la misión de Monti.”

mb/dpa/dlr
Editor: José Ospina Valencia