Rohani, una esperanza para refugiados afganos | El Mundo | DW | 04.08.2013
  1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

El Mundo

Rohani, una esperanza para refugiados afganos

Cerca de dos millones de refugiados afganos viven hace décadas en Irán. Su situación empeoró durante el gobierno de Mahmud Ahmadineyad. Los desplazados esperan que las cosas mejoren con el nuevo presidente iraní.

Desde hace décadas, numerosos grupos de afganos huyen de su país hacia Irán con el objetivo de alejarse de la guerra civil. Este flujo migratorio comenzó desde la ocupación soviética en 1979, y se extendió a lo largo de los gobiernos muyahidines y durante los regímenes talibanes. Desde 2003, estos llevan a cabo una resistencia armada contra el gobierno de Hamid Karsai y contra las tropas de la OTAN.

Desde que se definió que será en 2014 cuando las tropas internacionales comenzarán a salir de Afganistán, la población teme que crezca la presencia de los talibanes, lo cual causa una nueva oleada migratoria.

Protestas tras la ejecución de un refugiado afgano en Irán.

Protestas tras la ejecución de un refugiado afgano en Irán.

“Extranjeros ilegales”

Según cifras del ministerio iraní del Interior, ni siquiera la mitad de los refugiados iraníes recibe un permiso de residencia vigente. Muchos entraron a Irán de manera ilegal. Estos “son considerados delincuentes y acaban en la cárcel”, dice Kamal, un refugiado afgano que vive en la ciudad de Ahwaz, en el sur de Irán.

“Hace poco, 300 familias fueron trasladadas al presidio de Mollasani, en la localidad occidental de Gotwand. No están autorizados para hacer ningún tipo de trámite. Sus documentos son confiscados”, agrega Kamal.

Ver el video 01:36
Now live
01:36 minutos

Rohani y la posibilidad del cambio

El gobierno recurre a tales medidas pues teme por la seguridad interna, dice Bernard Doyle, delegado en jefe del Alto Comisionado de las Naciones Unidas para Refugiados (ACNUR) en Teherán. Ante todo, se trata de evitar que la inestabilidad en Afganistán se traslade a territorio iraní.

“El mayor problema son las detenciones arbitrarias de refugiados”, dice Seyyed Sharif Saeidi, portavoz de la Unión de Refugiados Afganos en Irán. “Las fuerzas de seguridad nos tratan de manera humillante. Incluso, muchos de quienes se habían refugiado en Irán desde la ocupación soviética y habían reconstruido su vida aquí, fueron obligados a regresar”, señala.

Bernard Doyle, de ACNUR en Teherán.

Bernard Doyle, de ACNUR en Teherán.

“Ciudadanos de tercera clase”

Las sanciones económicas decretadas en contra de Irán han empeorado la situación económica. Los ciudadanos se enfrentan a la devaluación de la moneda corriente, así como a la inflación y la carestía de medicamentos. Esto afecta también a los refugiados. “Los iraníes recibieron ayudas económicas luego de que entraron en vigor las sanciones. Los afganos, en cambio, deben enfrentar los crecientes costos de vida y de los trámites de residencia”, afirma el desplazado Nuri Agha. Así lo confirma también Bernard Doyle, quien habla además de discriminación en contra de los refugiados afganos.

Saeidi, como muchos de sus compatriotas, espera que con el nuevo presidente Rohani comience una nueva era en cuanto a la política iraní hacia los refugiados. Representantes de esta comunidad fueron de los primeros en felicitar al nuevo mandatario, a quien le solicitaron soluciones para estos problemas.

Pero también serán necesarios algunos pasos por parte de la comunidad internacional, afirma el refugiado Gholamali. “Nosotros esperamos que sean levantadas las sanciones en contra de Irán. Ello también tendría un impacto positivo en nuestras vidas”.

Autor: Taher Shir Mohammadi / Enrique López
Editor: Diego Zúñiga

DW recomienda

Audios y videos sobre el tema