Rock crítico para el Papa | JMJ Colonia 2005 | DW | 10.08.2005
  1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

JMJ Colonia 2005

Rock crítico para el Papa

Sus canciones cuentan historias de la calle. Critican el sistema, la pobreza, la injusticia. No son católicos. Este grupo boliviano se llama Atajo y se propone dialogar a través de la música con jóvenes de la Iglesia.

default

El gurpo boliviano Atajo en concieto en la XX. Jornada Mundial de la Juventud.

"Padre nuestro que estás no sé dónde/ Los ni ñ os de la plaza San Francisco/ Lograron montar su invento de chatarra/ Bajo el paso a desnivel": el grupo ATAJO no tiene pelos en la lengua. Desde 1996 le cantan a la pobreza en Bolivia. Entre tanto les han salido tres discos cargados de crítica social. Una crítica, también hacia la Iglesia, que a ritmo de rock se hará oír el día 17 de agosto en la Jornada Mundial de la Juventud.

Concienciación más allá de toda creencia

"Nos interesan los jóvenes. Nos interesa transmitir nuestro mensaje, concienciar a la gente, difundir amor, independientemente de la religión que tengan", dijo a DW-WORLD Panchi Maldonado, guitarrista y cantante, y autor de las letras de ATAJO. "Yo so ñ é con religión/ Me asustaban con su Dios", canta Panchi. Su postura en relación a la Iglesia no es neutral. "La Iglesia católica nos colonizó durante 500 años", dice, "por suerte, la cultura bolivariana está renaciendo". Pero para él lo más importante es el respeto: "si la Iglesia respeta mis creencias, mi forma de ver la vida, todo bien. Y hasta el momento la organización de las Jornadas ha mantenido ese respeto".

ATAJO está de gira por Europa desde el 14 de junio. "Aprovechando que estábamos en Europa, nos pareció buena idea solicitar la participación en las Jornadas. Rellenamos el formulario por Internet y entre todas las solicitudes bolivarianas nos eligieron a nosotros", cuenta Panchi. Tocar ante un público católico no les resulta extraño. ATAJO ha actuado en sobre todos los escenarios posibles: de festivales a asilos de ancianos, y también en iglesias. "Uno siempre tiene un poco de miedo de no ser aceptado. Pero nosotros venimos a dialogar. Cualquier cosa puede hablarse, aunque las visiones sean diferentes", dice Panchi, "nosotros sólo queremos concienciar a los que quieran ser concienciados".

En el mismo grupo ATAJO hay un poquito de todo. "Tenemos un musulmán, dos católicos y otro que piensa como yo", dice Panchi. Se trata, por lo tanto, de mostrar que la convivencia es posible. Incluso la convivencia en la crítica. Habrá que estar reventado para seguir con Fe/ Cuento a un cura mis pecados/ ¿Creen que me va a absolver?, se oye en la canción "Poder Ver Más Allá".

Darle ca ñ a al sistema

Pero más que ninguna otra cosa, lo que ATAJO quiere es "darle caña al sistema", como dice Panchi. En las canciones del grupo, los políticos corruptos se ven obligados a mirar de frente a aquellos a los que han defraudado. A los jóvenes sin futuro: Pasan los días y no hay trabajo/ Manda cartitas y no pasa un carajo/ Tanto currículum de qué sirve hoy/ Si no tienes contactos. A los que pasan hambre: Pero hay gente que sigue olvidando/ Que nuestros estómagos nos piden rancho/ Y que también somos seres humanos. A los que viven en un mundo gris: Ya no escucho en las ma ñ anas/ Pájaros cantando/ Sólo las bocinas/ De los coches apurado. Y en un sistema injusto: El abuso de poder/ Está buscando su presa en las calles/ Y si no, no te cuidas también te va a coger/ Denúnciale, denúnciale/ Con tu silencio su cómplice vas a ser.

Panchi Maldonado, Elmer Cuba, Kilko Paz, Germán Romero, Julio Jaime y Hernán Ergueta son ATAJO. Independientemente de sus letras, lo que traen estos bolivarianos es mucha energía. La música copa el cartel latinoamericano, pero exceptuando a estos chicos, hay poca cosa moderna, joven. Además, "nuestras canciones no son sólo crítica", dice Panchi, "nosotros también le cantamos al amor". Y así se escucha: Es tu corazón mi puerto final/ Voy a acampar y nadies, nadies me va a sacar.

Enlaces externos