Reunificación familiar de refugiados en Alemania: un sistema de cuotas no previsto | Alemania decide | DW | 01.02.2018
  1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

Alemania decide

Reunificación familiar de refugiados en Alemania: un sistema de cuotas no previsto

El Bundestag mantendrá suspendida la reunificación familiar para refugiados, hasta el verano. Entonces, mil personas por mes podrán llegar a Alemania. Un sistema de contingentes que no estaba previsto.

Mujeres musulmanas en Múnich, Baviera.

Mujeres musulmanas en Múnich, Baviera.

La coalición aún no ha sido pactada y ya produjo la primera ley. Debido a que a finales de febrero expira la vigencia de las reglas que regulan la reunificación familiar de refugiados, el Bundestag tuvo que tomar una decisión, ahora con el respaldo de los partidos conservadores y el socialdemócrata, las facciones que actualmente están discutiendo la formación del próximo gobierno federal.

Según dicha norma, ya no existirá el derecho a la reunificación familiar. Las partes acordaron que, hasta agosto de 2018, quieren aprobar una ley que permita que un máximo mensual de 1.000 familiares de refugiados, sean hijos o padres,  puedan venir a Alemania para reunirse con quienes lograron asilo aquí.

"Con ello, el derecho a la reagrupación familiar será abolida", se queja Katrin Göring-Eckhardt, líder parlamentaria de Los Verdes, quien concluye que "la nueva ley establece un derecho a la misericordia del que solo podrá disfrutar un indeterminado número de personas”.

Números vinculantes para inmigración

De hecho, el derecho de reunificación familiar para los refugiados con protección limitada pronto dejará de existir, y esto afecta a la mayoría de los refugiados en Alemania.

Ahora solo se permitirá un contingente mensual. Los posibles socios de la gran coalición ya acordaron en su acuerdo de exploración la limitación de la inmigración humanitaria de 180.000 ó  220.000 personas por año. "La reagrupación familiar está contemplada en este marco general." dice el conservador (CSU) Stefan Meyer. "Estamos creando un sistema de contingentes para un máximo de 1.000 familiares mensuales que podrían venir a Alemania por razones humanitarias", explica Meyer.

Alemania nunca ha implementado un sistema de cuotas. En realidad, porque los partidos conservadores siempre lo han rechazado por razones ideológicas. "Alemania no es un país de inmigración"  ha sido siempre el insistente lema de los partidos de la Unión de Merkel.

¿Una ley de inmigración?

El sistema de cuotas de inmigrantes, y la abolición -de facto- del derecho de un refugiado a traer a su familia a Alemania ya generan protesta, pero el debate puede conducir a la introducción de una ley de inmigración, algo de lo que carece Alemania.

Países como Canadá tienen leyes de inmigración flexibles y con cuotas. Allí, el Gobierno fija el número exacto de cuántos migrantes puede recibir el país, su proveniencia y los criterios que deben cumplir.  Cifras y criterios que cada año debe aprobar el Parlamento. Y eso es precisamente lo que está sucediendo ahora en Alemania.

Más tarde, se podrá determinar, por ejemplo, cuántos/as enfermeros/as se deberían poder traer a Alemania. Así, un sistema de cuotas de inmigración está entrando por la puerta trasera.

Rupert Wiederwald (jov/vt)

Deutsche Welle es la emisora internacional de Alemania y produce periodismo independente en 30 idiomas. Síganos en Facebook | Twitter | YouTube |

 

DW recomienda