Retos aún no resueltos de la energía renovable | Ecología | DW | 21.03.2010
  1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages
Publicidad

Ecología

Retos aún no resueltos de la energía renovable

Dos retos tiene aún la generación de electricidad alternativa: la disposición de materiales y la construcción de almacenadores de energía. ¿Cuáles son las opciones?

Parque eólico en Dorna, Sajonia Anhalt.

Parque eólico en Dorna, Sajonia Anhalt.

Las aspas de los generadores eólicos son cada vez más viejas y las capacidades de almacenamiento muy restringidas. Las aspas son de materiales sintéticos especiales, cuya disposición es problemática. Debido a esto, investigadores trabajan en soluciones para reciclar adecuadamente los materiales que las componen. Más de 20.000 turbinas eólicas giran entre el Mar del Norte y los Alpes alemanes. En los próximos años algunas de estas hélices alcanzarán su caducidad. Pero a partir de 2020 será más grave: anualmente se deberá desechar más de 15.000 toneladas de material de alerones, de acuerdo con la revista Geo. Esto es responsabilidad, en gran parte, de los fabricantes. Mientras las partes de concreto y de metal, como la torre y el generador, son relativamente fáciles de reciclar, las aspas de material sintético son un verdadero reto: contienen tóxicos.

¿Cómo se desechan aspas de turbinas eólicas?


Windpark Wybelsumer Polder Symbolbild Windenergie

¿Cómo reciclar las aspas?

Los receptores de viento se componen, entre otros, de materiales sintéticos reforzados en fibra de vidrio, un compuesto de otro tipo de fibra que constituye la estructura de soporte y de una resina. El depósito de este tipo de materiales mezclados está prohibido. Además la quema de resina desarrolla gases tóxicos, cuya filtración es dispendiosa.

El llamado Downcycling (reutilización de un producto) no es una opción razonable. Las fibras trituradas son utilizadas en productos de menor valor, como bancas para parques o piezas de revestimiento. Pero “¿necesitamos tantas bancas?”, es una pregunta que se hace Ralf Schledjewski, del Instituto de Centrales de Energías Compuestas de la Universidad de Kaiserslautern.

Una nueva aproximación para este reto ya fue probada por la cementera suiza Holcim en la comunidad de Lägerdorf en Schleswig-Holstein. Las aspas trituradas sirven como combustible en la producción de cemento. En este proceso se alcanzan 2.000 grados Celsius de temperatura – suficiente para reutilizar los materiales. Además tiene un efecto secundario positivo: los residuos de fibra de vidrio contienen silicio que sustituyen parte de la arena utilizada en el proceso de fabricación de cemento.

El segundo reto: Alemania necesita almacenadores de electricidad


Offshore Windenergie Meer Blåvandshuk in Dänemark

Para poder integrar las energías renovables en Alemania se debe aumentar la capacidad de almacenamiento de electricidad. Dichos reservorios tienen un alto significado económico energético, ya que las fuentes fluctuantes de electricidad; como viento y energía solar, integran en la red electricidad, y así aumentan la seguridad del abastecimiento energético en Alemania.

Por lo anterior, la Agencia Alemana para la Energía (DENA por sus siglas en alemán) apoya el plan de construcción de una planta de almacenamiento en el sur de la Selva Negra, basada en un “Análisis de la necesidad de la construcción de plantas de almacenamiento y otros contenedores de electricidad para la integración de energías renovables”, realizado por DENA y publicado en su página virtual.

La convicción de Stephan Kohler, director de DENA, es que “Alemania necesita almacenadores de electricidad”. Las plantas eólicas y de energía solar no dependen de si hay electricidad o no, sino de si hay viento o sol. Las plantas de almacenamiento aparecen como la solución más eficiente, económica y amigable con el medio ambiente para acumular electricidad. “Paralelamente se debe avanzar en el desarrollo de almacenajes para aire comprimido, hidrógeno y baterías”, agrega Kohler en www.dena.de.

Producción de energía bajo presión


Windenergie Messe in Husum Maschienengehäuse

Vista interna del motor de una torre eólica.

A los anteriores problemas sin resolver se suma el impacto causado por la crisis económica en el sector. Según la agencia germana de noticias dpa, "en 2009 se dio la primera baja coyuntural en diez años de la generación de electricidad en Alemania". Debido a la poca demanda de la industria, se redujo la producción en plantas eléctricas en 561 mil millones de kilovatio hora, según cifras del Gremio federal para la Economía Energética y de Agua (BDEW) en Berlín.

La principal fuente de energía fue el carbón de lignito (24%), le siguieron la energía nuclear (23%) y el carbón de hulla (18%). A pesar del golpe financiero y los dos retos aún no resueltos de las energías renovables, hubo en 2009 una ganadora: la eólica.

Autora: Cristina Mendoza Weber

Editor: José Ospina Valencia

DW recomienda

Enlaces externos