Retirada a Alemania: Fundaciones Soros se mudan a Berlín | El Mundo | DW | 26.07.2018
  1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages
Publicidad

El Mundo

Retirada a Alemania: Fundaciones Soros se mudan a Berlín

La sede de las Fundaciones Soros se va de Budapest y abre en septiembre puertas en la emblemática Plaza de Potsdam en Berlín. La organización rechaza declaraciones del populista de derecha estadounidense Steve Bannon.

Potsdamer Platz, en el centro de Berlín.

Potsdamer Platz, en el centro de Berlín.

Steve Bannon, exconsejero en jefe del presidente de EE. UU., Donald Trump, dijo recientemente que las fundaciones de la Open Society, de George Soros, son para él un modelo, y un enemigo. El populista de derecha asestó por estos días un golpe al corazón de Europa. En una entrevista al portal digital  estadounidense "The Daily Beast" anunció la creación de una fundación populista de derecha que se llamará "El movimiento”, con sede en Bruselas. El objetivo: una revolución de derecha en la Unión Europea, antes de las elecciones de la Unión en 2019.

Un frente populista busca paralizar el motor de la cohesión europea. Y, según Bannon, su modelo se basa en la "Open Society", del multimillonario George Soros. Solo que Soros se propone todo lo contrario del nacionalista estadounidense: pluralidad y sociedades abiertas.

Soros contradice a Bannon

Las Fundaciones de Soros contradicen, enfáticamente, a Bannon. "Steve Bannon describe incorrectamente el trabajo de las Fundaciones de la Sociedad Abierta que ni financia, ni apoya, ni asesora partidos políticos", dicen sus portavoces a DW.

Las fundaciones de Soros apoyan, más bien, "una simple filosofía: las democracias vibrantes necesitan debates abiertos, basados en argumentos lógicos, hechos comprobables y el respeto a todos”. Una idea que, según Soros, perdurará al populismo de Bannon.

Las Fundaciones Sociedad Abierta financian a diversas ONG, como las que se ocupan de la perseguida minoría romaní en el Este de Europa, por ejemplo. En la conflagración nacionalista de las guerras de Yugoslavia de la década de 1990, los últimos medios independientes sobrevivieron el embate nacionalista con la ayuda financiera de Soros.

Soros es educación, Orban revisión

Ya en 1984, el corredor de bolsa, Gerge Soros, abrió la primera oficina de su fundación en su natal Budapest. Allí fundó la Universidad de Europa Central, tras la caída de la Cortina de Hierro, que rápidamente se convirtió en un centro de educación de élite de las jóvenes democracias de Europa del Este.

Pero con la llegada al poder del nacionalista y derechista Viktor Orbán en Hungría, hace ocho años, dichas fundaciones empezaron a ser vistas con recelo, debido a su creciente influencia. Soros empezó a ser visto como "enemigo”. Orbán propaga totalmente lo contrario de Soros. El líder húngaro busca frenar el desarrollo de sociedades liberales en Europa y es un aliado de los populistas estadounidenses del círculo de Steve Bannon. Las Fundaciones Soros son su enemigo común.

Y la guerra de Viktor Orbán contra Soros y sus ideas está teniendo éxito. Las trabas legales impuestas a la financiación de ONGs y varios centros educativos, además de las difamaciones públicas, llevaron a Soros a optar por Berlín.

Regreso a lo esencial

La mudanza a Berlín aparece políticamente como un regreso a lo esencial: George Soros, que proviene de una familia judeo-húngara, nunca ha estado presente en Europa con excepción de su asistencia a conferencias, tras la caída del Muro de Berlín.

El principio de una sociedad abierta, propagado por el filósofo londinense Karl Popper, es lo que ha guiado el trabajo de Soros. Popper consideraba su idea como el modelo contrario al comunismo soviético, desde Moscú hasta Berlín Oriental.

La guerra en los Balcanes fue la antítesis de la libertad de la capital alemana, tras la Caída del Muro de Berlín, donde toda una generación, ya en libertad, se entregaba a los ritmos de la música electrónica. Entonces, Soros financió en Belgrado y Zagreb a grupos que, como en Berlín, habían creado refugios para defensores de los derechos humanos. Cuando los jóvenes en Berlín salieron a las calles a pedir libertad para fumar marihuana, promovió la investigación de productos medicinales alternativos, basados en dicha planta.

Ahora, las Fundaciones Soros tendrán que concentrar las fuerzas en ayudar a las sociedades del Este de Europa a repeler el ímpetu de los populistas de extrema derecha.

Frank Hofmann (JOV/CP)

Deutsche Welle es la emisora internacional de Alemania y produce periodismo independiente en 30 idiomas. Síganos en Facebook | Twitter | YouTube |  

DW recomienda