Residencia ′′a prueba′′ para refugiados en Alemania | Alemania | DW | 13.03.2007
  1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages
Publicidad

Alemania

Residencia ''a prueba'' para refugiados en Alemania

La coalición alemana de Gobierno llegó a un compromiso sobre el estado de miles de refugiados que desde hace años viven en Alemania, pero sin perspectivas ni de quedarse ni de irse.

Curso de integración de refugiados en Alemania.

"Curso de integración" de refugiados en Alemania.

Los beneficiados, o afectados, son unos 180 mil refugiados extranjeros y sus familias en Alemania que en su pasaporte llevan el sello de “geduldet”, “tolerados”. Un estatus que en Alemania ha garantizado siempre una cosa: incertidumbre. La inseguridad de no ser aceptado legalmente como “refugiado” y, por lo tanto, no poder gozar de los derechos que conceden las leyes de Ginebra y la inseguridad de que una vez vencido el plazo, las autoridades decidan ordenar la salida del país, “voluntaria” o por la fuerza.

Así al fin, tras una reñida polémica de partidos de varios años, el Gobierno, en personas del vicecanciller, Franz Müntefering, y el ministro del Interior, Wolfgang Schäuble, dieron a conocer el mencionado acuerdo que promete no recargar más las arcas municipales con más pagos de ayuda social a los refugiados en cuestión.

Especies y/o dinero

El acuerdo prevé, entre otros, que el Estado alemán no pagará más subvenciones por hijo a dichos refugiados hasta cuando éstos no tengan un empleo y se integren al sistema corriente de derechos y obligaciones tributarias, sociales y de salud.

Ahora los municipios mismos podrán decidir, de acuerdo a sus capacidades, si las ayudas económicas que hasta ahora reciben los refugiados “tolerados” las siguen haciendo en dinero corriente o en especies, como ya se realizan en Baviera desde el pasado 1° de marzo.

Una de las regulaciones impuestas será la de que dichos refugiados no podrán seguir trayendo a más familiares a Alemania como lo habían estado haciendo. En este contexto hay algo importante que tiene que ver con que la mayoría de los “tolerados” en Alemania provienen de países o regiones con tradiciones arcaicas. Así es como los “casamientos a la fuerza” y los asesinatos para “salvar”, supuestamente, "el honor familiar” son frecuentes entre este grupo.

Matrimonios a la fuerza entre menores de edad

Con el fin de proteger la integridad de las y los jóvenes, el acuerdo de nueva permanencia en Alemania de dichos refugiados no permitirá matrimonios entre menores de 18 años.

En vista de que en Alemania las grandes minorías de extranjeros, sobre todo la turca y musulmana, han rechazado vehementemente la “integración” a la sociedad, impidiendo incluso los maridos que sus esposas e hijas aprendan alemán, el Gobierno busca incentivar más el aprendizaje de la lengua, la participación en la vida diaria y el acatamiento de los valores constitucionales.

Pero además de los incentivos también habrá sanciones para aquellas personas que se rehúsen a asistir a los cursos gratis de idioma que en Alemania se ofrecen para los inmigrantes refugiados.

Plazo prudente para buscar trabajo

Otro cambio importante en la nueva regulación es que el temido sello de “tolerado” desaparecerá. A cambio de esto, las personas que lleguen a puertos y aeropuertos de Alemania que no puedan legitimar su situación de perseguidos, pero que tampoco puedan ser devueltos a sus países de origen, obtendrán un permiso de estadía temporal supeditado a examen. El Gobierno busca con ello poder deportar a quienes sólo traigan en mente recibir ayudas estatales o delinquir en Alemania.

Dicho proyecto de ley, que sería aprobado por el parlamento antes de la próxima Semana Santa, garantiza pues una cierta estabilidad pero advierte a los favorecidos que tienen un plazo de más de dos años para buscar un trabajo.

DW recomienda