Reparto de poder divide a Madrid y Berlín | Europa | DW | 02.10.2003
  1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages
Publicidad

Europa

Reparto de poder divide a Madrid y Berlín

Pese a los gestos de distensión, Madrid y Berlín mantienen diferencias ante la crucial Conferencia Intergubernamental, lo que supone un grave obstáculo para el futuro de la UE.

La derecha está 'kaputt', dijo Schröder a Aznar, aludiendo con doble sentido a la mano lastimada del jefe de gobierno español.

La derecha está 'kaputt', dijo Schröder a Aznar, aludiendo con doble sentido a la mano lastimada del jefe de gobierno español.

El canciller alemán, Gerhard Schröder y el presidente del Gobierno español, José María Aznar concluyeron las consultas bilaterales entre ambos gobiernos con distintas posturas en cuestiones decisivas para el futuro de la Unión Europea. La reunión entre ambos mandatarios que comenzó el miércoles con una cena privada en la cancillería alemana, fue interpretado como un intento diplomático por superar las fuertes desavenencias provocadas por la guerra de Irak, que dieron paso a mutuas recriminaciones, meses de silencio y de distanciamiento diplomático y personal entre ambos jefes de gobierno.

¿Ojo por ojo?

Gipfeltreffen in Berlin: Blair, Chirac und Schröder mit Galeriebild

Cumbre tripartita.

El desplante más reciente fue el que hizo Schröder a Aznar al excluirlo de la cumbre para definir el futuro de Irak en Berlín hace dos semanas, encuentro al que asistió el británico Tony Blair y el francés Jacques Chirac. En dicho encuentro los tres líderes europeos acordaron desarrollar el pilar militar de la Unión Europea al margen de las capacidades de la OTAN. Nada raro que Aznar cerrara alianzas una vez más con Polonia, país que junto con España ha sido un fiel seguidor de la línea belicista de Washington en Irak. Madrid anunció el martes que España y Polonia intentarán boicotear el proyecto de Constitución europea si no se consideran los acuerdos del Tratado de Niza como base para el reparto de votos entre los 25 Estados miembros de la UE ampliada. Alemania en cambio, apoya las propuestas que contiene el borrador de Constitución europea.

Lucha por el reparto de poder

Mientras que Schröder apeló a no aflojar el paquete constitucional, Aznar enfatizó la meta de España de lograr un nuevo acuerdo. La alianza de España y Polonia para buscar una enmienda en el proyecto de Constitución europea es considerada como el obstáculo más grave para el éxito de la

Aznar auf EU Gipfel in Sevilla

El cálculo de Aznar.

Conferencia Intergubernamental que inicia el próximo sábado en Roma. Fuentes diplomáticas aseguran que Alemania podría considerar una solución alternativa para echar a andar la llamada Europa de dos velocidades, que contaría con el apoyo de Francia, Reino Unido, Italia y Bélgica, Luxemburgo y Holanda.

Debilidad alemana

La debilidad económica de Alemania afecta a toda Europa, recordó Aznar y dijo que en todo caso resulta esencial el cumplimiento del pacto de estabilidad europeo que impone controles al déficit público, - que España cumple y Alemania no. También urgió a una rápida recuperación de la economía alemana por el bien de toda la UE. Aznar agregó que las normas presupuestarias no deben interpretarse de forma dogmática y elogió a Alemania por respetar las normas pese a que volvió a entrar en recesión durante el primer semestre del año.

Treffen: Bush Aznar

Aznar, fiel seguidor de Bush.

Schröder y Aznar dijeron ante periodistas en Berlín, que las diferencias en torno a la intervención en Irak quedaron en el pasado, ahora ambos miran hacia adelante y apuestan a favor de la cooperación internacional como el camino más viable para democratizar cuanto antes el país. En política de defensa, Schröder insistió en la necesidad de crear un pilar europeo propio en el marco de la OTAN, mientras que Aznar subrayó que esta iniciativa no debe competir con la Alianza Atlántica. Ambos mandatarios abrieron el segundo Foro de diálogo hispano – alemán que este año se celebró en la Cancillería de Berlín. Tras su encuentro con la prensa, Aznar inauguró las instalaciones de la embajada española en Berlín, que estuvieron cerradas durante más de 50 años tras la Segunda Guerra Mundial y porque desde entonces la sede de gobierno fue Bonn antes de su traslado a Berlín.

DW recomienda