República Dominicana, donde el mar se convirtió en plástico | Ecología | DW | 23.07.2018
  1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages
Publicidad

Ecología

República Dominicana, donde el mar se convirtió en plástico

Toneladas de desperdicios inundaron las playas de ese país del Caribe. Voluntarios sacan basura que vuelve a reaparecer con cada nueva ola.

Normalmente las olas del mar llevan agua a las playas, donde bañistas ansiosos esperan el momento de mojarse y jugar con los vaivenes de la marea. Normalmente. Pero la enorme cantidad de plástico que usamos a diario poco a poco provoca trastornos que son imposibles de obviar, y que cada vez afectan de forma más visible la vida diaria de todos nosotros. Un ejemplo de ello lo viven las antaño prístinas playas de República Dominicana.

Las autoridades de ese país del Caribe han reconocido su preocupación por las interminables oleadas de basura que están llegando a sus costas, fenómeno que pone en riesgo no solo la salud de sus habitantes y la calidad de la vida marina, sino también el turismo, una de las actividades que más ingresos genera a la economía local. Por ello, se inició una campaña para limpiar las playas. El problema es que lo que hoy se limpia amanece tapado en desechos al día siguiente.

Más de 500 voluntarios se ofrecieron para hacer frente a un problema que se repite desde hace más de una semana. El Ministerio de Obras Públicas estima que a diario los voluntarios, así como efectivos del Ejército, recogen hasta 70 toneladas de basura. El paso de la tormenta Beryl aumentó las dimensiones del problema, pues desperdicios provenientes del centro del país llegaron a las costas a través de los ríos Ozama e Isabela.

La ONG Parley calificó la situación de "alerta de emergencia plástica” e hizo un llamado a reducir el uso de los plásticos. Que el problema es de carácter global lo prueba el hecho de que el secretario general de la ONU, António Guterres, advirtió el Día Mundial de Medio Ambiente que la mejor forma de usar el plástico es no usándolo o reciclándolo. "Si no puedes reusarlo, rehúsalo”, afirmó. Varios países han prohibido las bolsas plásticas, pero el problema va mucho más allá, pues prácticamente todo está envuelto en plástico: los juguetes, la ropa, las revistas, los libros y a veces incluso hasta las frutas.

Diego Zúñiga (CP)

Deutsche Welle es la emisora internacional de Alemania y produce periodismo independiente en 30 idiomas. Síganos en Facebook | Twitter | YouTube | 

DW recomienda