Renuncia la ministra de Cultura británica por escándalo de gastos | Europa | DW | 09.04.2014
  1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

Europa

Renuncia la ministra de Cultura británica por escándalo de gastos

La ministra de Cultura, Medios de Comunicación y Deporte británica, Maria Miller, renunció este miércoles (9.4.2014) a su cargo tras un escándalo por un presunto fraude en su cuenta de gastos como parlamentaria.

"Está claro para mí que la situación actual se ha convertido en una distracción del trabajo vital que este gobierno está haciendo para dar vuelta este país", escribió en su carta de dimisión al primer ministro, David Cameron.

Miller compró y luego vendió con un beneficio de un millón de libras una casa en el sur de Londres, en la que vivían también sus padres y que ella registró como "segunda vivienda". Para ello la ministra recibió dinero del fondo para diputados, en concreto más de 90.000 libras (unos 110.000 euros/150.000 dólares).

Un comité parlamentario decidió más tarde que debía devolver 45.000 libras, pero la última instancia, el Comité de Prácticas de la Cámara de los Comunes redujo la cifra a sólo 5.800 libras (unos 7.000 euros/9.700 dólares). La rebaja, así como los cuestionamientos al comportamiento de la ministra, generó tal ola de críticas que la política finalmente optó por renunciar.

Sus adversarios dentro del propio Partido Conservador la acusaron sobre todo de no haber actuado de forma transparente. Cameron la apoyó públicamente hasta el final, por lo que su dimisión es un golpe para su imagen. El portavoz de la ministra habló de "una caza de brujas" dentro del partido de Cameron como represalia porque ella se había pronunciado a favor del matrimonio homosexual y la reforma de las normas aplicadas a la prensa. En ambos casos se trata de temas que dividen a los conservadores. (dpa)

Publicidad