Reformas sociales en Alemania (07.07.2004) | Diga usted | DW | 08.07.2004
  1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

Diga usted

Reformas sociales en Alemania (07.07.2004)

Las reformas sociales encaminadas por el canciller Gerhard Schröder provocan opiniones encontradas entre nuestros lectores. La condonación de la deuda nicaragüense por parte del gobierno alemán también es tema.

¿Quo vadis, Deutschland?

¿Quo vadis, Deutschland?

Críticas de sindicatos a las reformas sociales

Walter Cárdenas

Para empezar, no creo que la regresión en las conquistas sociales se pueda denominar "reformas sociales". El dejar sin derechos a los trabajadores y darle todo el poder a la patronal es simplemente volver al siglo XIX, y, encima, apoyarse en que todos los demás países lo hacen y desamparan al débil.

Apoyar al rico está de moda desde los "Reaganomics", y llamar a este fenómeno "reformas sociales" para modernizar el país, es para reírse, pero de pena. Esta es la opinión de alguien cuyo país fue "modernizado", y en el que, como consecuencia, lo único que creció, además de las billeteras de los ricos, fue la pobreza en todas sus manifestaciones.

Las reformas de Gerhard Schröder

Reiner Germer (Honduras)

Gerhard Schröder es, hoy por hoy, el canciller de mayor personalidad que ha tenido Alemania en mucho tiempo. Ha dado a Alemania la oportunidad de distinguirse internacionalmente como un país que no apoya guerras injustificadas, y ha creado las bases que este país necesita para que la opinión internacional tenga la imagen de una Alemania responsable ante sus vecinos mundiales. Alemania ha hecho tanto por salvaguardar la paz mundial, que es injusto que se haya culpado a Schröder por lo que EEUU opina sobre la posición germana en el reciente conflicto de Irak. Un canciller que cede como títere a los intereses mezquinos de una superpotencia no es digno de encabezar el gobierno de una nación como ésta. Gerhard Schröder tiene un lugar importante en la historia mundial, y, por suerte, viví esa época para poder contárselas a mis nietos. Con tres Schröder que gobiernen mi país, salimos de pobres.

María Below

Schröder es un buen canciller, con algunos fallos, claro. Si no hay dinero en Alemania no se pueden hacer milagros. Casi nadie quiere cooperar. En especial la reconstrucción del este, el cambio a Berlín, entre otras cosas, son temas difíciles. De esto se dice muy poco. La CDU hará más recortes, y correrá al primer llamado de EEUU. Vamos a ver qué dice el pueblo alemán.

Alemania condona a Nicaragua

Denis Arturo Jaramillo-Espino

Me parece que el desendeudamiento puede ayudar a resolver el problema socioeconómicos que padecen nuestros países pobres, si y sólo si esto va acompañado de un compromiso real y fehaciente por parte de nuestras naciones de disminuir al máximo posible la corrupción. Se debe tener en cuenta que el endeudamiento que asfixia a nuestros países se debe a que los gobiernos de turno se encargaron de pedir préstamos para desarrollar inversiones que nos ayudarían a salir del subdesarrollo, pero estos fondos fueron malgastados o desviados hacia sus propias haciendas.


Desde entonces, y hasta ahora, estas deudas son como una "bola de acero atada al tobillo", ya que el dinero que acumulan las naciones en sus períodos fiscales no puede ser invertido íntegramente en resolver las necesidades de la población. Más bien, lo primero que se hace es pagar la correspondiente letra a la institución prestamista internacional, llámese Banco Mundial o BID, y se trata de distribuir lo que sobra equitativamente. De este modo, amén de la corrupción del gobierno de turno, éste asegura su desfalco en primera instancia, antes de hacer la distribución para el funcionamiento gubernamental y para la inversión estatal. El condonar estas deudas sería una oportunidad excelente para el avance de nuestras naciones, siempre y cuando se de la condición anteriormente expuesta.

Sus comentarios, opiniones y críticas serán siempre leídos con atención. Dada la gran cantidad de correo recibido, no se garantiza una respuesta personalizada. DW-WORLD se reserva el derecho a publicar sin aviso previo las opiniones de sus usuarios, adaptadas y no siempre completas. Las opiniones vertidas en esta página son de exclusiva responsabilidad de quienes las han enviado.

¿Desea saber más sobre los temas de opinión? Cliquee en los artículos que figuran abajo y compártalos con otros lectores. Nos alegra recibir sus opiniones. ¡Escríbanos!

DW recomienda