Referéndum: los medios públicos suizos luchan por sobrevivir | Europa | DW | 04.03.2018
  1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

Europa

Referéndum: los medios públicos suizos luchan por sobrevivir

Hoy Suiza vota en un plebiscito si suprimir o no el canon anual sobre la radio y la televisión pública, lo que puede significar su final. Alison Langley informa desde Zúrich.

En un día de febrero una joven estudiante se detuvo en su camino al gimnasio para reflexionar sobre cómo votar en el referéndum suizo de este domingo. La pregunta es si conviene o no suprimir el canon anual sobre la radio y la televisión que cubre aproximadamente las tres cuartas partes del presupuesto de su emisora pública, SRF.

"Un colega dice que sí, otro colega dice que no. Está muy dividido", dijo Sabrina, quien aclaró que aún no ha decidido cómo va a votar.

A favor, la estudiante de ciencias alimentarias en el Instituto Federal de Tecnología de Suiza en Zúrich evaluó que la tarifa anual de 450 francos suizos (390 euros) que cada hogar debe pagar es demasiado alta; y agregó que en rigor ella ya ni mira la televisión ni escucha la radio.

SRF, reconoció, parece tener buenos espectáculos deportivos. Pero en caso de que se elimine la tarifa ella está segura de que una empresa privada retomaría los derechos de la programación deportiva. ¿Y en cuanto a las noticias? Ella se informa gratis por Internet.

Si gana el sí, Suiza sería el primer país europeo en abolir los aranceles obligatorios para su servicio público de radiodifusión; una hecho que según la Swiss Broadcasting Corporation (SRG) podría ponerla fuera del negocio. Esto llega en un momento en que los estudios del Instituto Reuters y la Unión Europea de Radiodifusión muestran que los medios de servicio público independientes actúan como una influencia moderadora en un mundo siempre polarizado y ayudan a aumentar la confianza en los medios convencionales.

¿Quién apoya el referéndum?

El apoyo al referéndum unió a dos aliados poco probables: la extrema derecha, que impulsó la medida, y la juventud de Suiza, como Sabrina, que ya no ve el valor del servicio público.

Andreas Kleeb, que ayudó a lanzar la campaña #NoBillag contra la tarifa hace cuatro años, no cree en el argumento de que las emisoras públicas son necesarias para la democracia. "Suiza tenía una democracia mucho antes de que existieran la radio y la televisión", dijo a DW.

Su grupo, apoyado por el Partido Popular, de extrema derecha, comenzó la campaña porque no quiere verse obligado a pagar un impuesto a los medios y porque cree que SRG se ha vuelto demasiado dependiente de un abultado presupuesto. "Poner ese dinero en los bolsillos de los hogares suizos ayudaría a impulsar la economía", argumenta.

Medios públicos todopoderosos

El servicio de radiodifusión público domina el mercado de medios de Suiza. Con un presupuesto de 1.600 millones de francos suizos, SRG maneja 17 radios, siete canales de TV y producciones online en alemán, francés, italiano y retorromance, un idioma hablado por unas 50,000 personas en los Grisones, en los Alpes orientales. La empresa también tiene un sitio web de noticias en diez idiomas.

La compañía dice que alrededor del 87 por ciento de todos los televidentes en la parte de habla alemana del país en algún momento de la semana conectan con SRF. Y, RTR, la estación retorromance, es la única radio y televisión disponible en ese idioma.

Además de informar sobre noticias nacionales, regionales y locales, SRG promueve la cultura suiza en los campos de la música y el cine.

En diciembre, la presidenta Doris Leuthard instó a los votantes a rechazar el referéndum, argumentando que los medios públicos suizos desempeñan un papel crucial en el apoyo a la diversidad cultural y el discurso político en el país. "Una variada oferta de medios es importante para un país pequeño y políglota como Suiza, con su democracia directa", dijo Leuthard.

Una Suiza dividida

La votación del domingo se ha vuelto sorprendentemente emotiva y divisiva, incluidas las amenazas de muerte contra un activista del "No". Las últimas encuestas muestran que entre el 60 y el 63 por ciento están a favor de esta opción.

El resultado probablemente dependerá de si el "Sí" puede convencer a los jóvenes a votar a un ritmo mayor que los ancianos.

Tristan Brenn (DW/A. Langley)

Tristan Brenn, editor en jefe de SRF, la emisora en idioma alemán

Eso no sorprende a Vinzenz Wyss, profesor de comunicaciones en la Universidad de Ciencias Aplicadas de Zúrich. "Durante mucho tiempo ellos (SRG) ignoraron a los jóvenes", dice. La edad promedio de la audiencia para SRF es 60.8 años. Una cifra que es 20 años mayor que la edad promedio del ciudadano suizo.

Según un estudio reciente de la Universidad de Zúrich para el Instituto Reuters, alrededor del 45 por ciento de los adultos suizos dicen que acceden a las noticias más desde sus teléfonos inteligentes que a través de cualquier otro método. Eso está por encima del promedio según comparaciones internacionales.

Una evaluación crítica

"El debate ha valido la pena", dijo a DW Tristan Brenn, editor en jefe de SRF, la emisora en idioma alemán. "Nos obligó a mirar internamente cómo nos está yendo y a evaluarnos críticamente".

Pero el remedio podría ser difícil de implementar. SRG está limitado por lo que pueden o no hacer en Internet o en las redes sociales, que es donde está el público joven. Por un lado, para llegar a esta audiencia, SRG necesita experimentar con nuevos formatos y formas de contar historias que atraigan a los más jóvenes en las redes sociales. Por otro lado, no puede parecer que buscan competir con las empresas comerciales, dijo el profesor Wyss.

Incluso si #NoBillag es rechazado, es probable que continúe la presión sobre el servicio público de Suiza.

Wyss dice que tal vez no sea tan malo. "SRG necesita rendir cuentas ante su público".

Autora: Alison Langley (Zúrich) (DG/LGC)

Deutsche Welle es la emisora internacional de Alemania y produce periodismo independiente en 30 idiomas. Síganos en Facebook | Twitter | YouTube |  

DW recomienda

Publicidad