Redes sociales: libertad de opinión vs. freno a la agitación | El Mundo | DW | 15.01.2021
  1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages
Publicidad

El Mundo

Redes sociales: libertad de opinión vs. freno a la agitación

El bloqueo de la cuenta de Twitter de Donald Trump provocó debates en todo el mundo acerca de la libertad de expresión y la regulación de las redes sociales. China y Rusia observan este desarrollo con atención.

Cuenta de Donald Trump, bloqueada en Twitter.

Cuenta de Donald Trump, bloqueada en Twitter.

Angela Merkel considera que la suspensión permanente de la cuenta de Trump es "problemática”. Las redes sociales son responsables de garantizar que no se publique en sus plataformas ninguna expresión de odio o incitación a la violencia. Pero la libertad de expresión de los individuos no debe ser restringida por las empresas privadas, dijo el portavoz del gobierno alemán, Steffen Seibert. "Es correcto que el Estado establezca un marco legal para esto", agregó Seibert.

Trump tenía casi 90 millones de seguidores en Twitter, su principal plataforma de comunicación. Las opiniones difieren entre lo que es posible bajo el concepto delibertad de expresión y hasta dónde los medios de comunicación socialpueden actuar como reguladores.

El dilema de regular y respetar la libre expresión

"Las redes sociales tenían que tomar medidas”, dice Pinar Yildirim, profesor de mercadeo de la Escuela de Negocios Wharton, de la Universidad de Pensilvania, sobre la suspensión de las cuentas de Trump en Twitter, y Facebook. "No podían quedarse así, como si nada sucediera, y dejar que en sus plataformas se publicaran mensajes que pudieran llevar a la violencia".

"Quieren dar a sus usuarios la oportunidad de expresarse. Pero al mismo tiempo, tienen que asegurarse de que ninguna persona, ni la democracia misma, sean perjudicadas con ayuda de sus plataformas”, agrega Yildrim.

Mark Weinstein, fundador de la red social MeWe, es crítico con Twitter y Facebook. "Su censura es dudosa”, dijo Weinstein a DW. Desde que Twitter comenzó a marcar con advertencias sobre información errónea cada vez más mensajes de Trump, el número de usuarios conservadores de MeWe, en particular, ha aumentado. En el portal, las noticias falsas o los mensajes engañosos no están regulados."Los usuarios no entienden siempre el esquema de cómo y por qué se censura, lo que causa frustración a muchos”, concluye Yildrim.

China se ufana, la oposición rusa se preocupa

En China, país donde Twitter está oficialmente bloqueado por el régimen, la noticia causó satisfacción en algunos sectores, pero no porque el presidente de Estados Unidos ya no pueda animar a sus seguidores, sino porque una red social intervino como regulador de la expresión de sus usuarios.

"Parece que la libertad de expresión en algunas sociedades no es realmente ilimitada y la gente no es todavía capaz de manejar la libertad de expresión absoluta”, escribió Hu Xijin, editor en jefe del Global Times de China. El Global Times es una rama del Renmin Ribao, o Periódico del Pueblo Chino, el órgano oficial del Partido Comunista Chino, y es considerado leal al gobierno.

También hay un debate en Rusia sobre si el bloqueo de la cuenta de Twitter de Trump es censura. El opositor Alexei Navalny fue uno de los primeros en criticar la medida como un acto "inaceptable" de censura basado en "preferencias políticas personales”.

"Este precedente será explotado por los enemigos de la libertad en todo el mundo, como Rusia”, dijo Navalny. "Cada vez que algo deba ser bloqueado, lo invocarán”, añadió.

Pero en Rusia también hay partidarios de bloquear la cuenta de Twitter de Trump. El excampeón mundial de ajedrez y otrora líder de la oposición rusa, Garry Kasparov, no está de acuerdo con Navalny. Kasparov cree que la decisión de Twitter fue completamente justificada. Dice que los comentarios de Navalny sobre la censura fueron demasiado simplistas debido a la "falta de conocimiento de detalles concretos de la política estadounidense”.

(jov/cp)