Red neonazi en cárceles alemanas | Alemania | DW | 10.04.2013
  1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

Alemania

Red neonazi en cárceles alemanas

La Justicia del estado alemán de Hesse destapó todo un entramado de contactos neonazis en las cárceles alemanas, que habría intentado también entrar en contacto con los miembros de la célula terrorista neonazi NSU.

Hans Liedel, portavoz del Ministerio de Justicia de Hesse, confirmó las informaciones sobre la red neonazi aparecidas en los diarios alemanes Bild y Süddeutsche Zeitung.

Bild afirmó, en base a círculos cercanos a los investigadores, que el entramado neonazi en las cárceles alemanas habría mantenido contacto por escrito con el círculo de la célula neonazi autodenominada Resistencia Nacionalsocialista (NSU), acusada de haber asesinado a ocho inmigrantes turcos, a un inmigrante griego, y a una agente de policía entre 2000 y 2007.

Información codificada para coordinar entorno neonazi

El ministro de Justicia de Hesse, Jörg-Uwe Hahn, confirmó el martes que durante las últimas semanas se ha llevado a cabo un análisis del correo de las cárceles alemanas. "Se descubrió toda una comunicación codificada en el correo de los prisioneros para aumentar el contacto entre los prisioneros de otras cárceles alemanas en otros Estados federados con la intención de coordinar al entorno de la extrema derecha", explicó Hahn.

El objetivo de esa red no era sólo apoyar económicamente a los prisioneros y a sus familiares, sino también crear todo un entramado de la extrema derecha en el país. Para ello se valieron de cartas y mensajes cifrados escondidos en revistas que sólo podían ser reconocidos por las personas de la "derecha radical", según los expertos.

En esta sala del Tribunal de Múnich se desarrollará el juicio a Beate Zschäpe.

En esta sala del Tribunal de Múnich se desarrollará el juicio a Beate Zschäpe.

De acuerdo con el Süddeutsche Zeitung, el estado federado de Hesse habría aumentado los controles en las cárceles. Entre los hombres acusados de haber intentado establecer una red neonazi fuera de la prisión se encuentra un alemán de 38 años originario de Hesse, que habría entrado en contacto también con la NSU, según las investigaciones.

El caso de la célula neonazi NSU, destapado en noviembre de 2011, generó una honda conmoción en Alemania no sólo por representar la ola de violencia organizada de ultraderecha más sangrienta que vivió el país desde el fin de la Segunda Guerra Mundial, sino también porque destapó graves deficiencias en las fuerzas de seguridad. El juicio contra Beate Zschäpe, miembro de la NSU, comenzará el próximo 17 de abril en la Corte de Múnich y está considerado como uno de los juicios más importantes desde la posguerra en Alemania.

CP/er  (dpa, afp)

Publicidad