Rechaza la Casa Blanca propuesta republicana para reabrir gobierno | El Mundo | DW | 15.10.2013
  1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

El Mundo

Rechaza la Casa Blanca propuesta republicana para reabrir gobierno

Las perspectivas de lograr un acuerdo para evitar el impago caen de nuevo en la incertidumbre tras el anuncio hecho en Washington. La cuenta regresiva continúa mientras el gobierno reconoce que un acuerdo "esta lejos'".

La Casa Blanca rechazó la última contrapropuesta de los congresistas opositores republicanos para reabrir el gobierno y evitar un default estadounidense al calificar la iniciativa como una nueva exigencia de "rescate" que trata de "apaciguar a un pequeño grupo de republicanos del Tea Party".

"El presidente ha dicho reiteradamente que los congresistas no pueden reclamar un rescate por cumplir con su responsabilidad básica de aprobar un presupuesto y pagar las facturas de la nación", dijo una portavoz de la Casa Blanca, Amy Brundage, este martes.

"Desgraciadamente, la última propuesta de los republicanos de la Cámara de Representantes hace precisamente eso, en un intento partidista de apaciguar a un pequeño grupo de republicanos del (ultraconservador) Tea party que fueron los que en primer término forzaron el cierre del gobierno", agregó la portavoz.

Nueva incertidumbre

Asimismo, la Casa Blanca instó a los republicanos que tienen la mayoría en la Cámara Baja estadounidense a trabajar de "buena fe" y de forma "bipartidaria", tal como ya lo ha hecho el Senado dominado por los demócratas del presidente Barack Obama.

La respuesta de la Casa Blanca se conoce poco después de que los republicanos de la Cámara de Representantes filtraran una nueva contrapropuesta para reabrir el gobierno y evitar que Estados Unidos entre en suspensión de pagos este jueves que endurece las demandas en materia de reforma sanitaria que preveía otra iniciativa negociada por republicanos y demócratas en el Senado la víspera.

Entre la nueva contrapropuesta y el tajante rechazo de la misma de la Casa Blanca, las tenues esperanzas alimentadas el lunes acerca de la inminencia de un acuerdo que permita reabrir el gobierno y evitar el inédito default del país vuelven a disiparse.

Jay Carney, vocero de la Casa Blanca, dijo el martes que las negociaciones en el Senado para resolver el problema fiscal de Estados Unidos están progresando, pero destacó que todavía "estamos lejos de un acuerdo".

EL(dpa, reuters)

Publicidad