Reacciones a la entrevista: Wulff sigue en la mira | Alemania | DW | 05.01.2012
  1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

Alemania

Reacciones a la entrevista: Wulff sigue en la mira

El presidente alemán, Christian Wulff, habló en una entrevista por TV sobre el controvertido crédito privado. Según el Gobierno, un “signo de transparencia”, para la oposición sus respuestas fueron “indignas”.

Wulff se ve como víctima de los medios.

Wulff se ve como víctima de los medios.

A la controversia por el crédito privado concedido a Wulff por un matrimonio amigo, se agregaron nuevos reproches en los últimos días. Se supo ahora que el 12 de diciembre el presidente federal llamó por teléfono al redactor en jefe del diario “Bild”, Karl Diekmann, para impedir que publicara información sobre el crédito en cuestión. Durante la entrevista, concedida el miércoles (04.01.2012) a las cadenas públicas de televisión ARD y ZDF, Wulff dijo que simplemente pidió a Diekmann que aplazara la publicación en un día. Este jueves (05.01.2012) el redactor en jefe del “Bild” pidió públicamente permiso a Wulff para difundir el texto del polémico mensaje telefónico. Pero el presidente se negó, alegando que se trataba de “palabras pronunciadas en un momento muy emocional y destinadas únicamente al Sr.Diekmann y a nadie más”. No hace falta destacar que al negarse a la publicación, Wulff no hizo más que avivar el fuego en torno a su persona y acrecentar la desconfianza en él.

“No dañar el cargo más alto”

Pero, volvamos un día atrás. La primer reacción a la entrevista televisada se pudo leer ya antes de concluida la misma. “Wulff está confirmando todos los prejuicios de la gente a la cual de por sí no le gusta la política”, informó vía twitter Marina Weisband, directora ejecutiva del aún joven partido pirata. En aquel momento la entrevista se emitía en una primera versión exclusivamente para periodistas y representantes políticos. También los partidos establecidos se esforzaron por difundir rápidamente su interpretación de la entrevista.

Wulff y Diekmann en el 2006, cuando aún eran amigos.

Wulff y Diekmann en el 2006, cuando aún eran amigos.

“Apelo a los representantes de todos los partidos democráticos a no dañar el cargo máximo en nuestro Estado”, dijo Gerda Hasselfeldt, representante de la Unión Cristiano Social, en el encuentro anual de su partido en Wildbad Kreuth, previamente a la entrevista. Luego de la misma declaró que el Presidente “respondió todas las preguntas planteadas y comunicó también su pesar por las decisiones tomadas erróneamente”. Hermann Gröhe, secretario general del partido democristiano CDU, dijo ver en la entrevista de veinte minutos “una fuerte señal de apertura y transparencia”. Gröhe también dijo estar seguro de que “Wulff puede recuperar así con éxito la confianza de la población”.

¿Qué opina Merkel?

Sin embargo la entrevista no sirvió para recuperar la confianza de la oposición. Sobre todo el mayor partido de oposición, los socialdemócratas, criticó más abierta y directamente al Presidente. Hubertus Heil, presidente adjunto del SPD, dijo inmediatamente después de la entrevista: “Sigue habiendo razón para dudar seriamente de la gestión del Presidente.”

Heil criticó además que Wulff intentó presentarse como víctima. “Christian Wulff no es víctima de una campaña mediática, sino que creó problemas que el mismo debe elaborar ahora y por los cuales tiene que asumir la responsabilidad”, dijo Heil en Berlín y exigió que la canciller Angela Merkel opine respecto a los reproches contra Wulff. “Él era su candidato y hoy no está claro si está a la altura de su cargo.”

Merkel sigue callando.

Merkel sigue callando.

El partido ecologista, Los Verdes, también exigió que Merkel comunique públicamente su postura al respecto. Hasta el momento la canciller simplemente informó, por medio de su vocero, que tiene confianza en Wulff. En el año 2010 Angela Merkel había propuesto a Christian Wulff como Presidente federal, luego de que su antecesor, Horst Köhler, renunciara sorpresivamente.

Todo depende del “carácter”

También representantes de La Izquierda criticaron duramente a Wulff. Gesine Lötzsch, presidenta de ese partido, calificó las respuestas de Wulff como “deprimentes”. Toda la entrevista fue “realmente indigna de un presidente federal”, declaró Lötzsch. Según ella, el Presidente sufre de una “perturbación en relación con la prensa, la verdad y el dinero”. Sin embargo, la política izquierdista tampoco exigió directamente la renuncia del presidente: “Christian Wulff deberá decidir por si mismo cuáles serán para él las consecuencias de este asunto. Finalmente lo que define todo es el carácter.”

Autor: Mathias Bölinger / Valeria Risi

Editor: Enrique López Magallón

DW recomienda

Publicidad