Rajoy pide a Puigdemont actuar con “sensatez y equilibrio” | Europa | DW | 18.10.2017
  1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

Europa

Rajoy pide a Puigdemont actuar con “sensatez y equilibrio”

El presidente del Gobierno español aseguró que, de ocurrir lo contrario, obligará a Madrid a tomar “decisiones que sería mejor no hacerlas nunca”.

Durante la sesión de control del Congreso de Diputados, este miércoles (18.10.2017) el presidente del Gobierno de España, Mariano Rajoy, respondió a una pregunta del diputado Jordi Xuclá, del Partido Demócrata Europeo Catalán (PdeCAT) pidiendo al jefe de la Generalitat, Carles Puigdemont, que actúe con "sensatez, equilibrio” y pensando en el interés general "de los españoles y de los catalanes”.

Esto, en la víspera de que se cumpla el plazo impuesto por Madrid para que Cataluña rectifique su rumbo y así evitar la aplicación del artículo 155 de la Constitución, que obliga a una comunidad autónoma a cumplir sus obligaciones. Rajoy también pidió directamente al parlamentario Xuclá que su sector haga un esfuerzo por convencer a Puigdemont de que no genere más problemas, pues de lo contrario "va a obligar al Gobierno a tomar decisiones que sería mejor no hacerlas nunca”.

Según Rajoy, su gobierno ha actuado "con moderación y prudencia” y afirmó que "si (Puigdemont) ha declarado la independencia, el Gobierno está obligado a aplicar el artículo 155. Si no lo ha hecho, podemos hablar aquí en el Parlamento”. Rajoy recordó que el Parlament catalán está cerrado desde comienzos de septiembre, por lo que nadie puede preguntar a Puigdemont "si ha declarado o no la independencia”.

Presos políticos, sí y no

Por su parte, Jordi Xuclá lamentó que Rajoy no haya aceptado el diálogo que le ha ofrecido Puigdemont y que hoy haya "presos políticos" en España, en referencia a los presidentes de la ANC y Ómnium Cultural, Jordi Sánchez y Jordi Cuixart, respectivamente. Tras asegurar que con la aplicación del artículo 155 no se van a solucionar los problemas y sería "un grave error" y el "fracaso de la política y el diálogo", precisó que su aplicación efectiva es "más que dudosa y difícil".

En tanto, la vicepresidenta del Gobierno, Soraya Sáenz de Santamaría, rechazó que los independentistas puedan dar al Ejecutivo "lecciones de democracia" al hablar de "presos políticos" cuando impiden la labor de la oposición en el Parlamento de Cataluña, mientras ellos sí pueden hacer su labor en el Congreso. Esto, en respuesta al portavoz de Esquerra Republicana de Cataluña, Joan Tardá, quien pidió al Ejecutivo que "pare las máquinas” y abra una negociación bilateral.

DZC (EFE, El País)

DW recomienda

Publicidad