Rajoy estudia soluciones con el PSOE y Ciudadanos | Europa | DW | 02.10.2017
  1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

Europa

Rajoy estudia soluciones con el PSOE y Ciudadanos

El jefe de Gobierno se reunió con los líderes de ambos partidos en busca de soluciones a la crisis catalana. PSOE abogó por el dialogo, mientras que Ciudadanos pidio aplicar el artículo 155 de la Constitución.

Spanien Rajoy und Sanchez (picture alliance/AP Photo/P. White)

Mariano Rajoy tras reunirse con Pedro Sanchez del PSOE

El presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, apeló este lunes (02.10.2017), citando por separado en el Palacio de la Moncloa al líder del PSOE, Pedro Sánchez, y al de Ciudadanos, Albert Rivera. Las reuniones tenían como fin defender el sistema democrático y estudiar "con responsabilidad y lealtad" las propuestas que ambas formaciones le plantearon ante la situación tras el 1-O.

Tras las reuniones, el Gobierno asegura haber constatado que se mantiene la unidad de los partidos constitucionalistas ante el ataque a la Constitución que considera que están perpetrando los independentistas catalanes. Aunque, pese a la unidad, hubo aspectos que diferenciaron claramente la posición del PSOE de la de Ciudadanos.

Rajoy agradeció a los máximos dirigentes de ambos partidos su respaldo al Estado de derecho y apeló a mantener un consenso en defensa del sistema democrático.

Las propuestas de los partidos fureon distintas, ya que si el secretario general del PSOE instó a Rajoy abrir "una negociación de forma inmediata" con Puigdemont, mientras que el presidente de Ciudadanos le pidió aplicar el artículo 155 de la Constitución para asumir la competencia de convocar unas elecciones anticipadas en Cataluña.

Fuentes del Ejecutivo han asegurado que es evidente que la posibilidad de aplicar el artículo 155 de la Constitución se está estudiando, aunque no han querido adelantar acontecimientos.

Rivera defendió la idea de recurrir cuanto antes a esta opción para evitar que la declaración unilateral de independencia, que ha dado por hecha, tenga la menor vigencia posible.

Por su parte, el comunicado que ha hecho público el PSOE tras la reunión de Sánchez con Rajoy no se hecho alusión alguna a la posibilidad de recurrir al artículo 155. Sin embargo, el secretario de Política General del partido, Patxi López, se ha negado a "especular" al respecto.

Lopez subrayó que mientras para algunos es "el bálsamo de Fierabrás que resuelve todos los problemas, para otros es la bestia parda que va a acabar con todo", y reconoció no saber si permitiría al Gobierno convocar elecciones autonómicas en Cataluña.

El comunicado socialista posterior a la reunión se afinca en la necesidad de diálogo, y lo pide, por ejemplo, entre Rajoy y Puigdemont porque considera que, ahora, es "más necesario que nunca".

Además, Sánchez ha pedido al jefe de Gobierno que incluya a Unidos Podemos y al resto de fuerzas parlamentarias a los contactos que tiene previsto mantener para emprender "este diálogo con ambición y sin exclusiones, abriéndolo a todas las formaciones y afrontándolo con una perspectiva que supere la dialéctica de bloques".

Sánchez también ha mostrado su rechazo a las cargas policiales que hubo para impedir el referéndum ilegal y que "dejaron un balance de centenares de heridos" y ha anunciado que pedirá explicaciones en el Congreso.

No obstante, el presidente del Gobierno defendió la actuación ayer de las fuerzas y cuerpos de seguridad del Estado y recordó que más de 400 agentes tuvieron que ser atendidos y en cuarenta casos las lesiones exigieron atención inmediata.

Rajoy mantuvo este lunes una serie de conversaciones telefónicas con diversos dirigentes europeos a los que ha asegurado que la determinación del Ejecutivo para que "fracasara" el referéndum en Cataluña contribuye a mantener la estabilidad en la UE.

Entre sus interlocutores han estado el presidente francés, Emmanuel Macron; los presidentes de la Comisión, el Consejo y el Parlamento europeos, Jean Claude Jucker, Donald Tusk y Antonio Tajani, respectivamente; y el primer ministro de Estonia y presidente de turno de la UE, Juri Ratas.

JCG (EFE, dpa)

DW recomienda

Publicidad