Rajoy descarta que Españe necesite rescate | Europa | DW | 11.04.2012
  1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

Europa

Rajoy descarta que Españe necesite rescate

El presidente del gobierno español, Mariano Rajoy, aseguró que su país no necesita ayuda financiera internacional para salir de la crisis, agravada en los últimos días por el creciente asedio de los inversores a la deuda española.

"Hay países que no pudieron hacer frente a sus préstamos y ha sido necesaria su intervención", dijo Rajoy en alusión a Grecia, Irlanda e Portugal. "Pero ese no es el caso de España, ni ahora ni en el futuro", insistió el jefe de gobierno conservador en una reunión con parlamentarios de su formación política, el Partido Popular (PP).

En clara referencia al primer ministro de Italia, Mario Monti, y al presidente del Banco Central Europeo, Mario Draghi, el presidente del gobierno español pidió "prudencia" a los líderes extranjeros en sus juicios sobre los orígenes de la crisis y las medidas que el gobierno español está adoptando para superar los problemas.

"Ha habido declaraciones de algunos dirigentes europeos, anoche de nuevo. Quiero decir que nosotros no vamos contra nadie, no hablamos de otros países (...). Todos tenemos problemas. Nosotros trabajamos para solucionar los nuestros y ayudar a la zona euro, y esperamos que los demás hagan lo mismo, que sean prudentes en sus afirmaciones", afirmó Rajoy durante el encuentro con los diputados del PP.

Monti responsabilizó en la noche del miércoles por segunda vez en un mes a España de contagiar con sus problemas de financiación a Italia, que ha visto subir nuevamente su prima de riesgo, la diferencia entre la rentabilidad del bono italiano a diez años y su equivalente alemán.

Por su parte, Draghi causó un gran malestar en el gobierno español la semana pasada cuando reclamó a España más reformas y con mayor rapidez, solo pocos días después de que el Ejecutivo de Rajoy presentara unos presupuestos generales del Estado muy austeros, con un ajuste de 27.300 millones de euros, para reducir el déficit público este año al 5,3 por ciento del producto interior bruto.

También el presidente francés, Nicolas Sarkozy, correligionario de Rajoy, se ha referido en los últimos días varias veces a España, en este caso para criticar las políticas económicas de los gobiernos socialistas de José Luis Rodríguez Zapatero (2004-2011) como argumento para atacar a su gran rival en las próximas elecciones presidenciales, el socialista François Hollande (dpa, rml).

Publicidad