Réplicas dificultan rescate tras terremoto en China | El Mundo | DW | 22.04.2013
  1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

El Mundo

Réplicas dificultan rescate tras terremoto en China

Tras el terremoto que afectó el sudoeste de China, las réplicas y problemas logísticos dificultan los trabajos de rescate. Varias zonas continúan todavía aisladas, sin agua, electricidad ni conexión telefónica.

Hasta la mañana del lunes 22 de abril se registraron más de 2.200 réplicas en Lushan, la localidad que se encuentra más cerca del epicentro. Cuatro de las réplicas llegaron o superaron una magnitud de 5,0 en la escala de Richter, siendo la más intensa de 5,4. Hasta ahora, las autoridades reportaron 188 muertos y más de 1,5 millones de personas resultaron afectadas por el sismo en la provincia de Sichuan. Algunos medios hablaban el domingo de hasta 200 muertos.

El sismo ocurrió en la mañana del sábado poco después de las 08:00 horas (00:00 GMT del domingo) y tuvo una magnitud de 7,0 en la escala de Richter. El Ejército de Liberación Popular envió 18.000 soldados y unidades paramilitares a Sichuan. Además, 23 helicópteros reparten bienes de abastecimiento desde el aire. La policía militar tiene desplegadas 5.800 unidades y, según sus datos, rescató a un centenar de personas.

Las recientes réplicas están dificultando los trabajos de rescate. El domingo se limpió una de las calles centrales de la zona afectada, logrando permitir el acceso a vehículos con abastecimiento. Sin embargo, una réplica volvió a sepultar la vía. Una de las zonas más afectadas es Gucheng, con 3.000 habitantes. "Sacamos a 13 personas de los escombros, 10 de ellas todavía estaban con vida", explicó un portavoz de las autoridades locales a Xinhua. "No sabemos si hay más gente bajo las ruinas, pero seguimos buscando", agregó.

"No necesitamos apoyo extranjero"

Dos días después del terremoto, varias zonas continúan todavía aisladas, sin agua, electricidad ni conexión telefónica. Además aumentó el temor a que se produzcan epidemias, por lo que miembros de la Academia Médica Militar de Pekín se desplazaron a Sichuan para tomar las precauciones pertinentes.

A pesar de lo ocurrido, el Ministerio de Exteriores chino rechazó el lunes ayuda internacional para los afectados por el terremoto. "Por el momento no necesitamos apoyo del extranjero", afirmó una portavoz ante la prensa en Pekín. La agencia de noticias Xinhua incluso retiró una información en la que afirmaba que equipos de rescate rusos estaban de camino a Lushan.

Sin embargo, miembros de la organización de ayuda estadounidense World Vision aseguraron que no se rechazó su ayuda y que ya se encuentran de camino a las zonas más afectadas para proporcionar, entre otros, equipos de higiene básica. "Nuestros compañeros sobre el terreno no rechazaron nuestra ayuda, así que todavía estamos preparados para seguir con los planes de enviar nuestra ayuda", afirmó Meimei Leung, de World Vision. Asimismo, la fundación Amity, socia local de la obra social de la iglesia evangélica alemana, Diakonie, confirmó que sus representantes reparten tiendas de campaña, alimentos y agua en la zona afectada, previa coordinación con las autoridades chinas y otras organizaciones no gubernamentales.

rml/jov (dpa,ntv)

Publicidad