Quinta protesta masiva contra la presidenta en Corea del Sur | El Mundo | DW | 26.11.2016
  1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

El Mundo

Quinta protesta masiva contra la presidenta en Corea del Sur

El mal tiempo les jugó en contra a los manifestantes, aún así los convocantes creen que esta fue la marcha más exitosa hasta ahora.

Centenares de miles de surcoreanos ocuparon hoy (26.11.2016) las calles del centro de Seúl por quinto sábado consecutivo. La petición de la ciudadanía, que quiere la dimisión de la presidenta Park Geun-hye se escuchó una vez más con fuerza en la capital asiática.

La mandataría, que se encuentra involucrada en un polémico caso de corrupción, encabezado por su amiga íntima Choi Soon-sil, más conocida como la "Rasputina coreana", ha intentado frenar el descontento ciudadano sin éxito hasta ahora.

La presidente ha sido señalada por los fiscales como cómplice de Choi Soon-sil, quien está acusada de haber intervenido en asuntos de Estado a pesar de no ostentar cargo público alguno y haber extorsionado a empresas para obtener cuantiosas sumas de dinero que se habría apropiado parcialmente, entre otros actos ilícitos.

Según los organizadores de esta nueva manifestación, la cifra de asistentes alcanzó el millón y medio de personas, aunque la Policía habla de solo 270 mil personas, que protestaron ocupando una amplia zona de los céntricos distritos de Jung y Jongno con la simbólica avenida de Gwanghwamun como centro neurálgico.

De ser exacta la estimación de los organizadores, esta sería la mayor concentración hasta la fecha en contra de Park y la mayor manifestación en la historia democrática del país, al superar a la del pasado 12 de noviembre en Seúl, en la que supuestamente participó un millón de personas (280 mil según la policía).

La manifestación se produce en un momento en el que Park tiene un 4 por ciento de aprobación, el índice de popularidad más bajo de un mandatario desde que se creó el país, en 1948. Aún con este antecedente, Park se resiste a renunciar, a pesar de los llamados casi unánimes de los diputados, los fiscales, los medios de comunicación y la ciudadanía por el mayor escándalo político de los últimos años en Corea del Sur.

Por ahora, la oposición ha anunciado que presentará un proceso de destitución en la Asamblea Nacional con el apoyo de parte de los diputados del partido gobernante, que le han dado la espalda a su líder. También está en proceso la creación de un tribunal independiente para investigar y juzgar la implicación de Park en el caso que ha revolucionado a todo el país.

MN (efe, dpa)

DW recomienda

Publicidad