¿Quién roba un Picasso de 22 millones de euros? | Cultura | DW | 21.05.2010
  1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages
Publicidad

Cultura

¿Quién roba un Picasso de 22 millones de euros?

Cinco clásicos de la modernidad han sido robados, por fallas de seguridad, de un museo de París. Su valor en conjunto roza los cien millones de euros. Son invendibles, dicen los expertos.

Le pigeon aux petits pois (La paloma y los guisantes), Pablo Picasso

Le pigeon aux petits pois (La paloma y los guisantes), Pablo Picasso

Aún no se tienen rastro ni de los autores materiales ni de los intelectuales. Y eso a más de 24 horas después del espectacular robo de cinco pinturas de valor astronómico del museo de Arte Moderno de París.

“La paloma con guisantes” de Pablo Picasso, pintado en 1912 y cuyo valor se calcula en 22 millones de euros, “La pastoral”, de Henri Matisse (1905), “L´olivier près de l´Estaque”, de Georges Braque, “La femme à l´eventail” de Amedeo Modigliani y “Nature morte aux chandeliers” de Fernand Léger desaparecieron del museo amaneciendo el 20 de mayo de manera inexplicable, o quizá no tan inexplicable:

Kunstraub Paris Museum of Modern Art Modigliani

Amadeo Modigliani, La femme a l'eventail

Un sistema de alarmas defectuoso desde hace meses –la empresa encargada no contaba con los repuestos para repararla- lo ha hecho posible; si bien las cámáras del museo han captado la imagen del ladrón, no hubo sonido que alertara a nadie a pesar de que el ladrón rompió un cristal y forzó una cerradura. A la tristeza que sentir el alcalde de Paräis, Bertrand Delanoe, acompaña la indignación de los especialistas del ramo: ¿cómo es posible que esto suceda?

Kunstraub Museum of Modern Art in Paris Frankreich Henri Matisse's La Pastorale Flash-Galerie

La Pastorale, Henri Matisse (1906)

Lienzos de ese valor –tanto el artístico como el comercial que roza los cien millones de euros- están asegurados sólo para ser transportados, explican los entendidos; de lo contrario, los museos no podrían existir. Por otro lado, colocar las obras detrás de vitrales blindados –como se ha hecho con la Mona Lisa en Louvre- representaría una pérdida para el observador, y más costos. El historiador del arte Stefan Koldehoff, en entrevista a la emisora Deutschlanfunk, opina que los museos destinan demasiado poco a la seguridad. Los espectaculares robos de obras de arte que se han dado en los últimos tiempos lo ratifican.

Kunstraub Museum of Modern Art in Paris Frankreich Georges Braque's L'Olivier pres de l'Estaque Flash-Galerie

L´olivier pres de l´Estaque, George Braque (1906)

Obras invendibles

A museos de Nueva York, Bruselas y ahora París les han robado, más o menos que delante de las narices, obras de arte valoradas en millones. Pero, ¿por qué robar estos clásicos de la modernidad?

Kunstraub Museum of Modern Art in Paris Frankreich Fernand Leger's Nature morte au chandelier

nature morte au chandelier, Fernand Leger (1922)

Que esos cuadros tienen en la conciencia del público “una etiqueta con el precio”, dice Koldehoff, es en parte responsable de estos robos. Sin embargo, no son vendibles: su grado de fama lo hace imposible.

¿El millonario loco?

La teoría de que tras esto hay un coleccionista millonario que encarga el robo es una leyenda, cuenta Koldehoff. Ni Interpol, ni Europol han podido confirmar nunca, así el especialista, la existencia del loco amante del arte que quiere los cuadros para sí. Por lo general, los cuadros vuelven a los museos. Sin embargo, los daños inflingidos a las obras de arte –en este caso han sido cortados de los marcos con algún tipo de cuchilla- representan una pérdida cultural incalculable.

Autora: Mirra Banchón
Editor: José Ospina-Valencia

DW recomienda