¿Quién puede salvar al Reino Unido del colapso político? | NRS-Import | DW | 27.09.2019
  1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages
Publicidad

Opinión

¿Quién puede salvar al Reino Unido del colapso político?

Es difícil no sentir una sensación de fatalidad con respecto al Reino Unido. El decoro político y la dignidad han sipo reemplazados por el bullying y las amenazas. ¿Qué tan bajo puede caer un país?, pregunta Rob Mudge.

El Reino Unido está sumido en una crisis política de grandes proporciones. Dejemos por un momento de lado la debacle del "brexit". Aunque, claro, está entrelazada de muchas maneras con el drama que se desarrolla en ese país, ante nuestros ojos.

Solo imaginen que viven en un país donde los principales líderes de los partidos políticos han perdido todo sentido de decencia y de responsabilidad y la noción de poner los intereses del país por sobre su beneficio político. Y no estamos hablando aquí sobre un Estado fallido, aunque hay argumentos también para pensar en eso. Esta es la situación actual del Reino Unido.

El primer ministro Boris Johnson reaccionó a la decisión de la Corte Suprema, que consideró ilegal la suspensión del Parlamento, tal como se esperaba: como un niño petulante cuyo juguete favorito le había sido confiscado. No hizo ningún intento de ocultad su desdén y desprecio por la decisión de la Corte.

Él, simplemente, no es apto para el cargo. Su exhibición y actitudes en la Cámara de los Comunes el miércoles pasado fue de no creer. El decoro, la dignidad y la moderación se lanzaron por la borda. Mancillar la memoria de la diputada laborista Jo Cox, que fue asesinada por los supremacistas de derecha una semana antes del referéndum de la Unión Europea, diciendo que la mejor manera de honrarla sería "permitiendo que el brexit se llevara a cabo”, fue escalofriantemente cruel.

Un país en el límite

El lenguaje agresivo de ambos bandos es vergonzoso y peligroso. Según los informes, varios diputados pro-UE han reportado recibir amenazas de muerte.

Y por si todo eso no fuera suficientemente malo, el principal partido de oposición (aunque el Liberal Demócrata podrían ahora discrepar) se está precipitando hacia el olvido político en momentos en que el país necesita de una clara y fuerte alternativa a un gobierno en crisis.

Mudge Robert Kommentarbild App PROVISORISCH

Robert Mudge

El líder del Partido Laboralista, Jeremy Corbyn, ha demostrado ambigüedad en cada giro del "brexit". Si bien muchos miembros del Partido Laborista siguen siendo leales a él, los electores a lo largo del país no van a ser tan indulgentes. Su plan ahora es asegurar que un "brexit" sin acuerdo sea retirado de la mesa, después ganar una elección y, luego, sostener una conferencia especial para determinar cómo el Partido Laborista tiene que hacer campaña en un segundo referéndum. Mas dilatación.

Tanto Johnson como Corbyn no pueden seguir, ambos representan todo lo que salió mal con la política británica en este momento.

Una mención especial, por supuesto, de los predecesores de Johnson, quienes sentaron las bases para este terrible desastre en el que se encuentra inmerso el Reino Unido: David Cameron y Theresa May. El primero jugó un arriesgado juego de póquer y perdió. La segunda tomó lo que recibió y generó aún más confusión, división y engaño.

La ruptura de un debate político balanceado, la falta de cualidades de liderazgo y las divisiones en todo el país han dejado al Reino Unido en un precario estado. Algunos podrían argumentan que han pasado cosas peores (guerras mundiales, crisis económicas, etc.) y sobrevivieron. Pero eran tiempos diferentes y otras circunstancias. Y en aquel entonces, el país tenía líderes que merecían el nombre de tales.

Deutsche Welle es la emisora internacional de Alemania y produce periodismo independiente en 30 idiomas. Síganos en Facebook | Twitter | YouTube |

 

DW recomienda