Queda un solo misterio en cuanto al accidente de Michael Schumacher | Deportes | DW | 08.01.2014
  1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

Deportes

Queda un solo misterio en cuanto al accidente de Michael Schumacher

Las imágenes captadas por el propio expiloto dejan poco lugar a dudas en cuanto a lo que sucedió el pasado 29 de diciembre. Sin embargo, falta saber por qué Schumacher abandonó la zona permitida para esquiar.

El fiscal Patrick Quincy durante la conferencia de prensa.

El fiscal Patrick Quincy durante la conferencia de prensa.

El expiloto de Fórmula Uno, Michael Schumacher, definitivamente llevaba encendida la cámara integrada en su casco cuando sucedió el accidente que aún lo tiene en estado crítico en un hospital de Francia.

Autoridades de ese país confirmaron este miércoles que las imágenes captadas por el propio Schumacher permiten reconstruir con lujo de detalles el trayecto que siguió el alemán, hasta que se estrelló contra una formación rocosa.

Los indicios señalan que el excampeón de Fórmula Uno iba a baja velocidad al momento del accidente. Sin embargo, y por razones que aún están por aclararse, Schumacher abandonó la zona permitida para esquiar.

A este respecto, portavoces de la fiscalía de Albertville analizaron el cumplimiento de las normas oficiales, y consideraron que la señalización era conforme a los estándares requeridos.

Schumacher esquiaba a velocidad normal, dijeron las autoridades.

Schumacher esquiaba a velocidad normal, dijeron las autoridades.

Dos minutos cruciales

La grabación dura en total dos minutos. Al ocurrir el accidente, Michael Scumacher se encontraba alejado de dos a seis metros de la pista. Fue entonces cuando, según todo indica, sus esquíes hicieron contacto con una roca e hicieron que el expiloto perdiera el equilibrio. Segundos más tarde, la cabeza de Schumacher se impactaba contra otra roca.

“El señor Schumacher se movilizó a la velocidad normal”, dijo el director de investigaciones de la fiscalía. Por su parte, el fiscal Patrick Quincy dijo: “suponemos que él abandonó la pista bajo su propio riesgo. Schumacher es un esquiador muy experimentado, que conoce bien la zona de Meribel”.

El funcionario también confirmó que los esquíes de Schumacher estaban en buen estado. En ellos se encontraron además huellas de impacto contra un material rocoso.

El accidente de Michael Schumacher ocurrió el pasado 29 de diciembre en Meribel, a una altura de 2.700 metros. El alemán se encuentra hospitalizado, y su estado sigue siendo crítico, aunque experimentó una leve mejoría, según los informes dados a conocer el martes por el cuerpo médico del nosocomio.

DW recomienda

Publicidad