¿Qué política europea es posible tras las elecciones italianas? | Europa | DW | 06.03.2018
  1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

Europa

¿Qué política europea es posible tras las elecciones italianas?

La gran coalición en Berlín supone un nuevo auge para la política europea. Sin embargo, tras las elecciones italianas, el margen de acción ha disminuido.

Angela Merkel quiere ahora "comenzar a trabajar con rapidez", también con la política europea. De hecho, casi medio año después de las elecciones generales alemanas, Europa ha estado esperando todo este tiempo a que se forme un gobierno alemán capaz de actuar. Sobre todo Francia y su presidente, Emmanuel Macron, querían claridad: "Francia y Alemania trabajarán en conjunto durante las próximas semanas en las nuevas iniciativas para sacar adelante el proyecto europeo”, anunció Macron.

El presidente francés probablemente espera más buena voluntad del nuevo Ministro de Finanzas socialdemócrata, Olaf Scholz, que de su antecesor, Wolfgang Schäuble. Macron propone desde hace tiempo un ministro de finanzas europeo y un mayor presupuesto para toda la eurozona.

Más informaciónReparto final de escaños abre vía a 4 escenarios para un Gobierno en Italia

Sin embargo, muchos en la Unión Demócrata Cristiana de Alemania (CDU) y la Unión Social Cristiana de Baviera (CSU) temen que se trate de un plan encubierto para que los contribuyentes alemanes paguen los fracasos económicos de los otros miembros de la UE. Ralph Brinkhaus, jefe y delegado de la fracción de la CDU y la CSU, advirtió al Partido Socialdemócrata (SPD) en el diario alemán "Die Welt” que "no considero la parte europea del pacto de coalición como un cheque en blanco. Con nosotros no será posible que alguien comience a regalar el país”.

Este mensaje también va dirigido a Angela Merkel, quien aseguró que Alemania se haría cargo de una parte de las aportaciones que faltarían, tras el "Brexit” de los británicos. Esta propuesta no ha gustado a la oposición política alemana, pero tampoco a Holanda y Austria, países que se niegan a seguir transfiriendo más dinero de lo pactado a Bruselas.

Emmanuel Macron y Angela Merkel.

Emmanuel Macron y Angela Merkel, claramente a favor de la UE.

Italia cambia casi todo

Sin embargo, tras las elecciones en Italia, los planes de reformas están en el aire. Algo más de cada dos italianos votó por un partido euroescéptico. Además la formación gubernamental no está decidida. Uno de los grandes ganadores de estos comicios, Matteo Salvini, repitió que "el euro fue, es y sigue siendo un error”. Luigi Di Maio, del Movimiento 5 Estrellas, habla de abandonar el euro o incluso la Unión Europea. Con estos políticos es casi imposible fortalecer la eurozona.

Más información: Elecciones en Italia

Los expertos adiverten que este cambio político en Italia más bien debilitará el euro. Friedrich Heinemann, del Centro Europeo de Investigación Económica, explicó que "los partidos que ganaron las elecciones prometieron a la gente más gasto público sin financiación recíproca, incumpliendo así la normativa europea”. Esto, según el experto, debilitaría la estabilidad financiera de Italia. La UE tendría que "dejar bien claro que el pacto de crecimiento y estabilidad con su límite de endeudamiento es también válido para Italia”. Es decir, que las reformas europeas podrían evaporarse porque "habrá gente que diga que con el caos actual en Italia, no es el momento adecuado para arriesgar”, dijo Janis Emmanouilidis de la European Policy Center.

Luigi Di Maio und Matteo Salvini.

Luigi Di Maio y Matteo Salvini, el triunfo de los euroescépticos en Italia.

Otros problemas añadidos

Italia no es el único problema. En todo el continente, los populistas de derecha y los euroescépticos están ganando terreno. En Polonia y Hungría se está cociendo una batalla por el Estado de derecho, además del tema permanente: la migración. Los frentes se han endurecido: Angela Merkel propuso, por su parte, que habría que tener en cuenta el compromiso de los miembros de la UE con la política de refugiados y las ayudas económicas. Konrad Szymansky, Minsitro de Asuntos Europeos, considera dicha propuesta un "error”.

En Berlín tienen claro que el margen de acción en la política europea no es grande. Jana Puglierin, experta en Europa de la Sociedad Alemana de Política Exterior, también ve complicada la situación política de la UE: "Si el tercer país más grande de la eurozona es incapaz de dialogar a medio plazo, esto influirá mucho en el debate de las reformas de la UE”. El comisario de Economía de la UE, Pierre Moscovici, parece ser el único que, a pesar de la enmarañada situación, no pierde su sentido del humor: "Probablemente tengamos ante nosotros una época original”, dijo esta semana en Bruselas.

Christoph Hasselbach (RMR/VT)

 

 

Deutsche Welle es la emisora internacional de Alemania y produce periodismo independiente en 30 idiomas. Síganos en Facebook | Twitter | YouTube |  

DW recomienda

Publicidad