¿Qué países podrían unirse a una coalición anti iraní? | El Mundo | DW | 25.06.2019
  1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages
Publicidad

El Mundo

¿Qué países podrían unirse a una coalición anti iraní?

En el creciente conflicto con Irán, estados Unidos aboga a favor de una alianza global contra Teherán. ¿Quién estaría dispuesto a seguir la llamada de los Estados Unidos?

Mike Pompeo en Arabia Saudí.

Pompeo el lunes (24.06.2019) en conversación con el príncipe bin Salman.

El nuevo plan del secretario de Estado de EE.UU., Mike Pompeo, es una alianza que se extiende no solo a través de los Estados del Golfo, sino también a través de Asia y Europa. Antes de su viaje a Arabia Saudí y a los Emiratos Árabes Unidos, anunció que la Alianza debería estar preparada para "hacer retroceder al mayor patrocinador del terror en el mundo". También calificó al gobierno iraní de "red de tiranía y corrupción". Continuarían "la campaña de aislamiento diplomático y máxima presión económica" hasta que Irán aceptara un acuerdo nuclear global. Pero ¿qué países tendrían motivos para participar en esta alianza?

Arabia Saudí

El reino saudí es uno de los principales candidatos para la alianza anti iraní de Estados Unidos. Arabia Saudí e Irán son archienemigos. Este antiguo conflicto religioso está ligado a la pretensión de ambos países de ampliar sus respectivas posiciones de supremacía como potencias regionales en Oriente Medio. Con este fin, Riad y Teherán ya están librando guerras subsidiarias, por ejemplo, en Yemen. Durante la visita de Pompeo, el príncipe heredero Mohammed bin Salman declaró inmediatamente, según la agencia estatal SPA, que su país estaba del lado de  Estados Unidos en la lucha contra las "actividades hostiles iraníes" y el terror.

El Consejo de Seguridad de la ONU pide moderación en la crisis de Irán.

El Consejo de Seguridad de la ONU pide moderación en la crisis de Irán.

Emiratos Árabes Unidos

Además de Arabia Saudita, los Emiratos Árabes Unidos (EAU) están entre los aliados árabes más cercanos de Estados Unidos en la región del Golfo. Sin embargo, a diferencia de Arabia Saudita, los Emiratos Árabes Unidos están apostando por una solución política al conflicto de Irán. Las tensiones en la región del Golfo deben ser apaciguadas a través de conversaciones y negociaciones conjuntas, según tuiteó el ministro de Estado de Asuntos Exteriores, Anwar Gargash. Las voces regionales también deben ser escuchadas en ese sentido. El príncipe heredero de Abu Dabi, el jeque Mohammed bin Zayed Al Nahyan, el gobernante de facto de los Emiratos Árabes Unidos, también ha sido más cauteloso con Irán que el príncipe heredero saudí Mohammed bin Salman. Como vecino de Irán -las costas de los EAU e Irán solo están separadas por el golfo Pérsico y el golfo de Omán- una escalada militar podría suponer una amenaza para los Emiratos Árabes Unidos.

Israel

Al igual que en muchos países árabes, en Israel, Irán también es considerado la mayor amenaza de la región. Mientras que ambos países eran aliados contra los Estados sunitas circundantes hasta la Revolución Islámica de 1979, la cúpula iraní ha considerado desde entonces al "régimen sionista" de Israel como un enemigo y no lo reconoce como un Estado legítimo. Israel, por su parte, observa el programa nuclear de Irán y la expansión del poder con el mayor escepticismo. Ambos Estados condujeron recientemente su conflicto principalmente a través de una guerra subsidiaria en Siria, en la que Teherán apoyó al régimen de Assad. En contraste,  Estados Unidos ha sido el aliado central de la política exterior de Israel durante décadas - y bajo Donald Trump como presidente, los dos países tienden a estar aún más cerca. Por lo tanto, es probable que Israel participe en una coalición contra Irán.

Donald Trump y Theresa May.

¿Está Gran Bretaña de nuevo detrás de EE.UU.? ¿O está ese país demasiado ocupado consigo mismo?

Gran Bretaña

Aparte de los Estados de Oriente Medio, Gran Bretaña es el único otro país que podría unirse a una alianza contra Irán. Tras la retirada unilateral de Estados Unidos del acuerdo nuclear, ese país intentó, junto con Rusia, China, Francia y Alemania, mantener el acuerdo con Irán. Por otra parte, además de Estados Unidos y Arabia Saudí, los británicos también acusaron recientemente a Teherán de estar detrás de los presuntos ataques a dos petroleros en el golfo de Omán. En una declaración conjunta con Estados Unidos, Arabia Saudí y los Emiratos Árabes Unidos, Gran Bretaña también exigió que Irán "se abstuviera de realizar más acciones que amenacen la estabilidad regional".

Los británicos mantienen relaciones diplomáticas especiales con Estados Unidos. A menudo, ya actuaron como aliados, por ejemplo, en las guerras mundiales y en la Guerra Fría. Gran Bretaña también apoyó considerablemente a EE.UU. en la guerra de Iraq de 2003, mientras que otros países europeos se negaron debido a la falta de legitimación en virtud del derecho internacional y a la falta de pruebas de una amenaza por parte de Irak.

Aparte de los Estados antes mencionados, hay poco que sugiera que otros países del mundo estén interesados en una alianza contra Irán, ya sea por razones políticas o económicas. Por ejemplo, China tiene buenas relaciones con el proveedor de petróleo Teherán. También en Europa es poco probable que Estados Unidos consiga movilizar más apoyo contra Irán. Recientemente, países como Francia y Alemania han intentado salvar el acuerdo nuclear con Irán a pesar de la retirada de los Estados Unidos y eludir las sanciones estadounidenses. Por lo tanto, es improbable que exista una alianza anti iraní en la medida en que lo desea Estados Unidos.

(gg/cp)

Deutsche Welle es la emisora internacional de Alemania y produce periodismo independiente en 30 idiomas. Síganos en Facebook | Twitter | YouTube |  

DW recomienda