Pyongyang rechaza estar detrás de la muerte de Kim Jong-nam | ACTUALIDAD | DW | 23.02.2017
  1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

ACTUALIDAD

Pyongyang rechaza estar detrás de la muerte de Kim Jong-nam

Corea del Norte tilda, tras diez días de silencio, de "conspiración" la investigación sobre la muerte del hermano mayor del líder del país y acusó a Malasia de confabularse con Corea del Sur.

En el primer pronunciamiento de los medios norcoreanos sobre el incidente, la agencia estatal de noticias KCNA afirma que Pyongyang acusa a las autoridades de Malasia de haberse confabulado con "el fraude conspiratorio iniciado por las autoridades surcoreanas" quienes iniciaron los "rumores" del envenenamiento de Kim. Y reclama que no se ha repatriado el cadáver "con el absurdo pretexto" de necesitar una muestra de ADN de la familia del fallecido para proceder a su identificación legal.

Además, censura a Kuala Lumpur por haber actuado contra el derecho internacional y "la ética y moralidad humana" al realizar la autopsia de Kim sin su autorización. La KCNA, que en ningún momento nombra a Kim Jong-nam, al que se refiere como "un ciudadano de la República Popular Democrática de Corea (RPDC, nombre oficial de Corea del Norte) en posesión de un pasaporte diplomático", asegura que Malasia le confirmó su muerte por fallo cardíaco y que por ello no era necesaria una autopsia.

Mientras tanto, las autoridades malayas han cursado a Interpol una orden de detención internacional contra los sospechosos de la muerte de Jong-nam. El jefe de la Policía malasia, Khalid Abu Bakar, anunció ayer que pidió a la embajada norcoreana permiso para interrogar a Hyon Kwang Song, que cuenta con inmunidad diplomática, y al empleado de la aerolínea en relación a la muerte de Kim Jong-nam, y aseguró que si no logra su cooperación les forzará a declarar. Hoy la prensa local ha desvelado que Song despidió a los cuatro sospechosos de haber envenenado a Johng-nam en el aeropuerto antes de que huyeran a Corea del Norte.

El hermano mayor de Kim Jong-un, que viajaba con un pasaporte diplomático bajo el nombre de Kim Chol, falleció el 13 de febrero tras ser supuestamente envenenado por dos mujeres en el aeropuerto de Kuala Lumpur, donde iba a tomar un vuelo de regreso a Macao, donde residía en su exilio voluntario.

LGC (EFE/dpa/Reuters)

DW recomienda