Putin incorpora Crimea a Rusia, pero dice no querer división de Ucrania | Europa | DW | 18.03.2014
  1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages
Publicidad

Europa

Putin incorpora Crimea a Rusia, pero dice no querer división de Ucrania

El presidente ruso, Vladimir Putin, firmó con los líderes de Crimea y Sebastopol los tratados de incorporación de ambos territorios a la Federación Rusa, pero aseguró que no quiere la división de Ucrania.

Habrá dos nuevos integrantes de Rusia, la república de Crimea y la ciudad portuaria de Sebastopol, donde tiene su base la Flota del Mar Negro rusa, dijo Putin durante un aplaudido discurso a la nación el martes (18.03.2014) en el Kremlin. La gran mayoría de los rusos y los habitantes de Crimea están a favor de que así sea y "sólo el pueblo es fuente de todo poder", afirmó.

Se da por descontado que el Parlamento ruso aprobará también la incorporación de Crimea y Sebastopol.

"No queremos una división de Ucrania, no lo necesitamos", dijo por otro lado Putin. Sin embargo, Crimea fue siempre parte de Rusia, justificó el mandatario, para quien la península tiene una enorme importancia estratégica para la región.

En su discurso de casi una hora, el jefe del Kremlin arremetió contra la comunidad internacional y las sanciones impuestas el lunes por Estados Unidos y la Unión Europea (UE), un comportamiento que considera "irresponsable y claramente agresivo" y al que Rusia reaccionará de forma adecuada.

UE, EE. UU. y Ucrania rechazan la incorporación

Ucrania protestó contra la incorporación. "No reconocemos la supuesta independencia ni el supuesto acuerdo de Crimea con la Federación Rusa", dijo en Kiev el portavoz del Ministerio de Exteriores ucraniano, Jevgeni Perebijnis.

La UE, Estados Unidos y Ucrania condenaron la incorporación del territorio ucraniano a Rusia. Washington incluso amenazó a Rusia con más sanciones. "Se tomarán más medidas" si Putin no cambia el rumbo, dijo en Washington el portavoz de la Casa Blanca, Jay Carney. "Las sanciones aumentarán", advirtió.

El presidente estadounidense, Barack Obama, y la canciller alemana, Angela Merkel, calificaron la declaración unilateral de independencia de Crimea y el tratado de incorporación de "inaceptables", durante una llamada telefónica para hablar sobre la actual situación en Ucrania.

También el vicepresidente de Estados Unidos, Joe Biden, y el primer ministro de Polonia, Donald Tusk, condenaron hoy la incorporación desde Varsovia.

El presidente del Consejo Europeo, Herman Van Rompuy, y el presidente de la Comisión Europea, Jose Manuel Durao Barroso, afirmaron en Bruselas que la UE no reconoce el referéndum de Crimea ni su incorporación a Rusia. Añadieron que los jefes de gobierno y de Estado de la UE decidirán "una respuesta europea común" en su cumbre del jueves y el viernes en la capital europea. La parte política del acuerdo de asociación con Ucrania será firmada al cierre de la cumbre.

Diversas medidas en Europa

El Reino Unido, por su parte, anunció la prohibición inmediata de la exportación de material militar a Rusia y suspendió por el momento la cooperación militar con Moscú.

El ministro de Exteriores británico, William Hague, instó a otros países europeos a adoptar medidas similares. Además, Reino Unido canceló maniobras militares marítimas previstas. "La crisis de Ucrania es la prueba más difícil para la seguridad europea del siglo XXI", afirmó Hague.

Obama también propuso convocar para la próxima semana una reunión de las siete naciones más industrializadas del mundo (G7) sin Rusia, informó hoy la portavoz del Consejo Nacional de Seguridad de Estados Unidos, Caitlin Hayden.

Según Obama, la reunión del G7 puede llevarse a cabo en el entorno de la cumbre nuclear que se celebrará en La Haya y debe centrarse en discutir la situación en Ucrania y la adopción de nuevas medidas ante incorporación de la república autónoma ucraniana de Crimea a Rusia.

Previamente, el ministro del Exterior francés, Laurent Fabius, generó confusión al informar por Twitter: "Decidimos para el G8 suspender la participación de Rusia". Merkel y un portavoz de Fabius aclararon luego que Rusia seguía siendo miembro del G8.

PK (dpa, rtrs)

DW recomienda