Puigdemont: Presos políticos son una ″vergüenza para Europa″ | Europa | DW | 06.04.2018
  1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

Europa

Puigdemont: Presos políticos son una "vergüenza para Europa"

Tras pasar 12 días entre rejas en una cárcel alemana, el independentista catalán Carles Puigdemont quedó hoy libre con medidas cautelares y al salir de la cárcel se dirigió a la prensa.

Puigdemont fue liberado este viernes (6.4.2018) a la espera de que un tribunal se expida sobre su entrega por malversación de fondos y no por el delito de rebelión por el que está procesado en España.

"Me gustaría agradecer a todos su ayuda y solidaridad", dijo Puigdemont en un rudimentario alemán en sus primeras palabras a la salida de la penitenciaría de la ciudad de Neumünster, en el norte de Alemania, donde lo esperaban en medio de una gran expectativa cerca de 60 periodistas y 20 simpatizantes.

Puigdemont continuó en inglés agradeciendo los mensajes de apoyo "de todas partes del mundo", así como a los funcionarios de la prisión por su "responsabilidad y respeto" e incluso a los otros reclusos, "que expresaron su solidaridad y me ayudaron a adaptarme rápido a esta situación".

"Pido la liberación inmediata de todos mis colegas presos en Madrid", añadió en su declaración sin preguntas de la prensa. "Es una vergüenza para Europa tener presos políticos".

El expresidente catalán insistió en defender una democracia con separación de poderes y respeto a los derechos humanos. "Ese tipo de democracia está en riesgo en España", acusó. "Nuestra lucha es también por la democracia, no solo por la autodeterminación, y esa lucha es también relevante para Europa".

Finalmente, consideró que "el tiempo del diálogo llegó" y exigió al Gobierno de Mariano Rajoy contactos para resolver la crisis. "No hay excusa para los políticos españoles de empezar un diálogo para encontrar una solución política a nuestras demandas".

Puigdemont fue detenido al volver de Finlandia

Puigdemont ingresó en prisión el 25 de marzo tras ser detenido a pedido de las autoridades españolas cuando intentaba regresar en coche de Finlandia a Bélgica, donde llevaba cinco meses instalado desde que fue destituido a fines de octubre por la escalada de su plan secesionista. 

El jueves, el Tribunal Superior del estado de Schleswig-Holstein, donde se encuentra el centro penitenciario, dictaminó la salida de prisión de Puigdemont condicionada al pago de una fianza de 75.000 euros (unos 91.750 dólares) y otras medidas cautelares, como la prohibición de salir de Alemania. 

Ver el video 02:18
Now live
02:18 minutos

Las razones detrás de la libertad de Puigdemont

La poderosa entidad civil independentista Asamblea Nacional Catalana (ANC) recaudó rapidamente el dinero de la fianza y anunció por la noche que ya había hecho la transferencia requerida. La fiscalía ordenó la puesta en libertad de Puigdemont hoy a las 11:14 horas (09:14 GMT), aunque salió de la prisión pasadas las 13:30 horas. 

En otra decisión inesperada y crucial, los jueces alemanes descartaron imputarle al líder soberanista el delito de rebelión por el que es buscado en España en relación con el plan con el que intentó proclamar una república independiente el pasado año. Sin embargo, el tribunal mantuvo contra Puigdemont la acusación de malversación de fondos públicos y anunció que recabará más información para resolver si autoriza la entrega a las autoridades españolas.

No hay un plazo determinado para que la Justicia alemana se pronuncie sobre la entrega a España, aunque lo recomendado son 60 días, ampliables a 90 en casos excepcionales. 

El ex jefe del Gobierno de Cataluña, destituido en octubre por Madrid a raíz de la escalada de su proceso independentista, fue detenido en un área de servicio del norte de Alemania merced de una orden de arresto europea emitida dos días antes por el Tribunal Supremo español.

CP (dpa, efe)

DW recomienda

Audios y videos sobre el tema

Publicidad