Pugna por eurobonos agria la cena en Bruselas | Europa | DW | 23.05.2012
  1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

Europa

Pugna por eurobonos agria la cena en Bruselas

Aunque no se esperaban resoluciones concretas en la cumbre informal de la Unión Europea, en la cena de trabajo de los gobernantes hubo temas difíciles de digerir, como la propuesta francesa de los eurobonos.

default

Merkel y Hollande: disonancias en Bruselas.

Tal como se presagiaba, las discrepancias quedaron en evidencia en la cumbre informal celebrada en Bruselas. El nuevo presidente francés, Francois Hollande, debutó en el club europeo con su ya conocido discurso a favor del crecimiento y volvió a poner sobre la mesa la idea de los eurobonos. Una idea que no agrada en absoluto a la canciller alemana, Angela Merkel, que maniene su “nein” a cualquier programa que pudiera tentar a los países a contraer deudas adicionales.

"Creo que los eurobonos no contribuyen a acelerar el crecimiento", apuntó Merkel ya a su llegada a la reunión comunitaria. Y subrayó que allí se produciría solo "un intercambio de opiniones". Las decisiones no se adoptarán hasta la cumbre que celebrarán los 27 en junio.

Ver el video 01:23
Now live
01:23 minutos

Líderes europeos buscan soluciones a la crisis.

La presión de los mercados

¿Austeridad versus crecimiento? No necesariamente, ha dicho en varias oportunidades la propia Merkel. Pero encontrar fórmulas concretas que satisfagan a todos no es sencillo, máxime teniendo en el horizonte la crisis griega, cuyo desenlace todavía resulta incierto, y la presión de los mercados sobre los hombros.

Pero los mercados financieros pueden ser el mejor aliado de Merkel, en opinión del editorialista del Neue Osnabrücker Zeitung, que estima que “la realidad hará despertar a Hollande de algunos de sus sueños de bienestar social”. Según el periódico, el nuevo presidente francés parece inclinarse por una política de crecimiento a crédito. “De esta forma no se fortalece la confianza en la moneda común. Máxime porque los datos económicos de Italia y España dan cabida al temor de que Atenas no sea el mayor problema de la eurozona”, concluye el editorial.

Fuente: dpa

Editora: Emilia Rojas

DW recomienda

Audios y videos sobre el tema

Publicidad