Pugna entre Polonia y la UE: ¿un callejón sin salida? | Europa | DW | 28.10.2021
  1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages
Publicidad

Europa

Pugna entre Polonia y la UE: ¿un callejón sin salida?

Tras la multa aplicada por el Tribunal de la UE, Varsovia se muestra indignada y perpleja. La oposición califica de irresponsable al Gobierno, que sigue empeñado en llevar adelante la controvertida reforma judicial.

Ha ocurrido lo que muchos polacos sospechaban y temían: el país tendrá que desembolsar una cuantiosa suma. El Tribunal de Justicia de la Unión Europea (TJUE) le aplicó una multa de un millón de euros diarios. Y hay también otros procesos pendientes en Luxemburgo, relacionados con la reforma judicial polaca.

El partido Ley y Justicia (PiS) es "experto en dilapidar el dinero de los polacos", afirmó Kamila Gasiuk-Pihowicz, de la opositora Plataforma Ciudadana (PO). "No solo está destruyendo la independencia de la Justicia, sino que lo hace a costa de los polacos", criticó.

El TJUE anunció la multa en momentos en que hay siete procesos en la  polémica Cámara Disciplinaria creada por el PiS, que dio origen a la sanción europea, y los jueces ya suspendidos por ella siguen fuera de servicio. Eso, a pesar de que el primer ministro, Mateusz Morawiecki, había anunciado ante el Parlamento Europeo que la Cámara en cuestión dejaría de existir "en su forma actual".

También el jefe del PiS, Jaroslaw Kaczynski, había hecho previamente un anuncio similar, subrayando que la cámara dejaría de existir, pero no por el dictamen de Luxemburgo, sino porque no cumplía sus tareas. En septiembre debía haberse presentado un primer plan de reforma, pero no ha ocurrido nada.

Jaroslaw Kaczynski

El jefe del PiS, Jaroslaw Kaczynski.

Las bases necesarias para eliminar la Cámara Disciplinaria ya están listas, aseguró por su parte el jefe de la bancada del PiS, Ryszard Terlecki, a la agencia de noticias polaca PAP. Reconoció que hay un retraso, pero dijo que solo es cuestión de unas semanas y no hay que caer en pánico. "Todavía no hemos pagado nada", afirmó.

Mal negocio para Polonia

Marcin Romanowski, viceministro de Justicia, perteneciente al socio menor de la coalición gobernante, el partido Polonia Solidaria (SP), considera que el fallo del TJUE es una intromisión en las competencias del Gobierno polaco. "Debe ser ignorado", escribió en Twitter. Y acotó: "¿Quizás el cese de nuestras contribuciones a la UE podría hacer entrar en razón a los eurócratas?"

Ese sería, sin embargo, un mal negocio, porque Polonia es uno de los mayores receptores netos de fondos de la UE. Por ejemplo, 24.000 millones de euros del fondo para superar los estragos de la pandemia esperan la luz verde de Bruselas. El dinero sigue retenido allí desde hace semanas, debido a la preocupación por la situación del Estado de derecho en Polonia. Varsovia se muestra indignada por ese proceder "ilegal".

Otros políticos del bando gubernamental polaco no han llegado tan lejos como el viceministro Romanowski, pero algunos han asumido una retórica que excluye la posibilidad de ceder ante Bruselas. Sebastian Kaleta, también viceministro de Justicia, habló de un "intento de someter a Polonia y de despojarla de su soberanía con medidas ilegales". El portavoz del Gobierno, Piotr Müller, subrayó que la reforma judicial seguirá adelante.

¿Salida bloqueada?

Independientemente de si en la central del PiS se busca una vía para dar marcha atrás o no, la pregunta es si esa opción existe. Porque el controvertido fallo del Tribunal Constitucional, que da primacía al derecho nacional, niega cualquier competencia al TJUE en lo tocante a la reforma judicial polaca. Quien tome en serio ese veredicto, no podría someterse a los dictados de los jueces de Luxemburgo.

Zbigniew Ziobro

Zbigniew Ziobro, ministro de Justicia polaco.

Entre las especulaciones en cuanto a por qué no se ha dado marcha atrás y la Cámara Disciplinaria sigue persiguiendo a los jueces insubordinados, se baraja la tesis de una lucha de poder tras bambalinas. Según esta teoría, el ministro de Justicia, Zbigniew Ziobro, jefe del partido Polonia Solidaria, estaría bloqueando un arreglo.

El senador independiente Wadim Tyszkiewicz considera, en todo caso, que la línea seguida por el Gobierno es "un drama". En un programa de televisión opinó que el PiS corre el peligro de estrellarse contra un muro. "Yo vengo de la administración comunal y se cuán importante es cada zloty que se invierte allí", dijo, y lamentó: "Siempre que creemos haber tocado fondo, se demuestra que todavía no hay un tope, y caemos aún más bajo." 

Ver el video 01:29

Polonia cuestiona primacía del Derecho europeo

(ers/rml)

 

DW recomienda