Pugna electoral por la presidencia en Francia entra en fase decisiva | Europa | DW | 07.01.2022
  1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages
Publicidad

Europa

Pugna electoral por la presidencia en Francia entra en fase decisiva

Un presidente centrista en campaña pese a no ser aún candidato, la resucitada derecha convencida de volver al Elíseo y una izquierda desunida. Francia entró en última fase de una abierta elección presidencial en abril.

Emmanuel Macron vota para elecciones regionales, aquí en Le Touquet el 27 de junio de 2021

Emmanuel Macron vota para elecciones regionales, aquí en Le Touquet el 27 de junio de 2021

A tres meses de la elección, el mandatario Emmanuel Macron, que asegura tener "ganas" de presentarse a la reelección, enfrenta desde diciembre el ascenso de la candidata de la otrora derecha gobernante Los Republicanos (LR), Valérie Pécresse.

La mayoría de sondeos dan una ligera ventaja a Macron en la segunda vuelta, siempre y cuando la presidenta de la región de París logre pasar al balotaje frente a sus rivales de extrema derecha: la diputada Marine Le Pen y el expolemista Éric Zemmour.

Estos últimos habían logrado imponer en el debate electoral sus temas predilectos --inmigración, inseguridad, identidad--, pero, al inicio de 2022, unas polémicas declaraciones de Macron y un repunte de contagios devolvieron a primera plana la pandemia.

"A los no vacunados, tengo muchas ganas de fastidiarles. Y eso es lo que continuaremos haciendo, hasta el final", reconoció Macron en una entrevista en el diario Le Parisien, declaraciones que este viernes dijo asumir "por completo".

Para los observadores, con esta polémica, el dirigente liberal intentó aglutinar detrás de él a los partidarios de la vacunación e imponer el tema de la pandemia en la campaña. Según un sondeo reciente, un 47% de franceses aprueban estas declaraciones.

Macron puntea, pero la ultraderecha podría repuntar

Esta encuesta de BVA para RTL y Orange confirma además la imagen de las últimas semanas, con Macron en cabeza en la primera vuelta con un 25% de intención de voto, seguido de Le Pen (17%) y Pécresse (16%), y de Éric Zemmour (12%), un poco más atrás.

Tanto Pécresse como Le Pen y Zemmour buscan imponerse en el bloque de derecha para intentar lograr una plaza en el balotaje y para ello no dudan en presentar una imagen de Macron como alguien autoritario y que no defiende los intereses de Francia.

El mandato del presidente liberal, escogido en 2017 con una imagen de europeísta y reformista, ha estado marcado, además de por la pandemia, por un importante movimiento de protesta social en 2018 y 2019, los "chalecos amarillos".

La izquierda francesa aún no se pone de acuerdo

Casi inaudibles en los temas de fondo, los candidatos de izquierda y ecologista se encuentran bajo presión para presentar una candidatura unitaria e intentar volver a la segunda vuelta, máxime cuando los sondeos no dan a ninguno más de 10% de intención de voto.

La candidata socialista, la alcaldesa de París Anne Hidalgo, a la que las encuestas sitúan por detrás de sus rivales de izquierda radical Jean-Luc Mélenchon y ecologista Yannick Jadot, alteró la precampaña en diciembre al abogar por unas primarias de izquierda. La famosa exministra de Justicia Christiane Taubira debe anunciar para el 15 de enero si participa en la Primaria Popular, una iniciativa ciudadana.

La política oriunda de la Guayana Francesa, territorio situado en Sudamérica entre Brasil y Surinam, estudia dar este paso, que se da casi por hecho, ante el "callejón sin salida" de la izquierda en la elección y en un intento de lograr la aparente imposible unidad.

jov (efe, france24)

 

DW recomienda