Protestas en Líbano cumplen una semana pese a llamado al diálogo del presidente | El Mundo | DW | 24.10.2019
  1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages
Publicidad

El Mundo

Protestas en Líbano cumplen una semana pese a llamado al diálogo del presidente

Los libaneses expresan su hastío ante una crisis económica que se agrava en un país donde la deuda pública supera los 86.000 millones de dólares, es decir más del 150% del PIB.

Miles de personas han vuelto a salir este jueves a las calles del Líbano por séptimo día consecutivo para protestar contra el Gobierno, pese a los llamamientos del presidente, Michel Aoun, a que dialoguen para que el cambio que reclaman se lleve a cabo a través de las instituciones.

En los puntos de concentración, en especial en el centro de Beirut, los partidarios y detractores del Ejecutivo intercambian acusaciones, lo que provocó la intervención policial para prevenir altercados violentos.

Más tarde un grupo de jóvenes vestidos de negro -presuntos simpatizantes del grupo chií Hizbulá- llegaron al centro de la capital libanesa con palos y varas de hierro, lo que llevó al Ejército a desplegarse entre ellos y los demás manifestantes.

Algunos de los presentes gritaban consignas como "Todos quiere decir todos" para pedir la caída del "régimen" al completo, mientras que otros optaban por "(Hasan) Nasralá no son los otros", en referencia al líder de Hizbulá y la imposibilidad de incluirle junto al resto de políticos.

Agresión a periodistas

Cerca del Palacio Presidencial de Baabda, una periodista de la cadena de televisión MTV, Yoyce Akiki, fue agredida por un conocido compositor que bloqueó su cámara y calificó su trabajo de "prostitución".

Todo ello se produce pese al discurso del presidente, que dijo que el cambio de "régimen" que exigen los manifestantes debe "llevarse a cabo a través las instituciones constitucionales y no en la calle", puesto que "sin diálogo nada puede ser resuelto".

Tampoco sirvió el anuncio esta semana del primer ministro libanés, Saad Hariri, quien anunció una batería de reformas económicas con el nuevo presupuesto para atajar los cortes de electricidad, en un país que 29 años después del término de la guerra (1975-1990) no consigue suministrar agua y luz de forma fluida a los ciudadanos.

Las protestas comenzaron después de que el Gabinete de ministros anunciara su intención de tasar las llamadas gratuitas a través de servicios de mensajería por internet como WhatsApp.

ct (efe, reuters)

Deutsche Welle es la emisora internacional de Alemania y produce periodismo independiente en 30 idiomas. Síganos en Facebook | Twitter | YouTube | 

Ver el video 02:41

Líbano: refugiados destrozan sus casas

DW recomienda