Protestas en Irán dejan dos muertos en la ciudad de Dorud | El Mundo | DW | 31.12.2017
  1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

El Mundo

Protestas en Irán dejan dos muertos en la ciudad de Dorud

De acuerdo con el Gobierno de Teherán, las víctimas fueron tiroteadas por agentes extranjeros, posiblemente vinculados a Estado Islámico. Autoridades advierten que quienes violen la ley "pagarán por ello".

Las protestas antigubernamentales que desde el jueves se han tomado distintas ciudades de Irán se cobraron sus primeras víctimas fatales. De acuerdo con información proporcionada este domingo (31.12.2017) por el vicegobernador de Lorestan, Habibola Joyastepur, dos personas perdieron la vida en la ciudad de Dorud. La autoridad aseguró que las fuerzas de seguridad en ningún momento dispararon a los manifestantes.

"La tarde del sábado, hubo protestas ilegales en Dorud y grupos de personas se tomaron las calles respondiendo a los llamados de sectores hostiles, que incitaron a la violencia”, dijo el vicegobernador a la televisión estatal. "Por desgracia, en esos enfrentamientos dos personas de Dorud perdieron la vida”, agregó Joyastepur. Otras fuentes aseguran que al menos seis personas resultaron lesionadas en los choques.

En las redes sociales se viralizaron unos videos que mostraban a personas ensangrentadas siendo trasladadas en medio de la multitud, aunque no se pudo verificar que las escenas correspondieran a las protestas de Dorud. A primera hora del domingo, el ministro del Interior, Abdolrahman Rahmani Fazli, advirtió que "aquellos que dañen la propiedad pública, rompan el orden o violen la ley serán responsables de sus acciones y pagarán por ello”.

Agentes extranjeros

A través de Telegram, los Guardianes de la Revolución acusaron de las muertes a "personas que portaban armas de cacería y también armamento militar”, quienes se mezclaron entre la multitud "y comenzaron a disparar a la gente y también hacia el edificio de la gobernación”. Joyastepur añadió que las fuerzas de seguridad no dispararon pues "el objetivo era terminar pacíficamente con las protestas”.

El vicegobernador añadió que esto no fue posible debido a "la presencia de cierta gente y ciertos grupos, y por desgracia esto (los disparos) ocurrió y llevó al deceso de dos personas”. La autoridad agregó que "hemos encontrado evidencia de que enemigos de la revolución, grupos Takfiri y agentes foráneos estuvieron en estos enfrentamientos”. En Irán se usa el término Takfiri para referirse a milicianos sunitas, especialmente a quienes se relaciones con Estado Islámico.

DZC (AFP, Reuters, EFE)

DW recomienda

Publicidad