Protestas contra Duque desafían el toque de queda en Bogotá | Las noticias y análisis más importantes en América Latina | DW | 23.11.2019
  1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages
Publicidad

América Latina

Protestas contra Duque desafían el toque de queda en Bogotá

Al menos medio millar de personas se congregó frente a la residencia del presidente de Colombia para protestar por las reformas que intenta imponer el gobierno.

Cientos de personas se reunieron frente al apartamento donde vive el presidente de Colombia, Iván Duque, para protestar la noche de este viernes (22.11.2019), en un abierto desafío al toque de queda decretado en Bogotá ante la ola de disturbios y saqueos que afectaron a la capital colombiana tras las masivas marchas contra el jefe de Estado y su gobierno.

Al menos medio millar de manifestantes llegaron hasta la zona de Usaquén, en el norte de Bogotá, para tocar cacerolas frente a la residencia del mandatario, que a esa hora se encontraba en la Casa de Nariño reunido con algunos de sus ministros. Aunque el toque de queda en Bogotá comenzaba a regir a las 21 horas, pasado ese plazo cientos de ciudadanos se encontraban en el lugar, que era resguardado por soldados y policías.

Allí, los congregados cantaron el himno nacional, entonaron cánticos, bailaron y realizaron juegos con fuego. La protesta se disolvió de forma pacífica una hora después de que diera comienzo la prohibición de circulación, pero en la zona se mantuvieron policías, pues el mandatario suele pasar las noches en el lugar. A eso de la medianoche (04.00 GMT), el ministro de Defensa, Carlos Trujillo, dio por superados los "actos de vandalismo” en toda la ciudad.

Caceroleos en toda Bogotá

Trujillo, sin embargo, reconoció que el toque de queda, que finaliza a las 6 de la mañana (11.00 GMT) se cumplía solo parcialmente, en un 90 por ciento. "Quiero dar un parte de tranquilidad, la actuación de la fuerza pública de Colombia ha sido eficaz”, afirmó. Unos 13.000 policías y soldados custodiaron la ciudad, que no tenía una jornada de limitación de la libertad de movimiento desde 1977.

Las cacerolas sonaron en distintos barrios de Bogotá, que en horas de la noche quedó convertida, en términos generales, en una ciudad fantasma. Con poco más de quince meses en el poder, Duque enfrentó el jueves la mayor protesta de los últimos tiempos, convocada por un diverso abanico de sectores: sindicatos, indígenas, estudiantes, campesinos y partidos opositores. Esa convocatoria masiva se repitió el viernes.

El mandatario hizo un llamado a un gran diálogo social, que debería comenzar la próxima semana.

DZC (AFP, Caracol Radio, El Tiempo)

Deutsche Welle es la emisora internacional de Alemania y produce periodismo independiente en 30 idiomas. Síganos en Facebook | Twitter | YouTube

DW recomienda