Prohíben pescar y usar playas en California por vertido de petróleo | El Mundo | DW | 04.10.2021
  1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages
Publicidad

El Mundo

Prohíben pescar y usar playas en California por vertido de petróleo

La mancha de crudo tiene 30 kilómetros cuadrados y las autoridades ya hablan de una “catástrofe ambiental”. La fuga comenzó en una plataforma marina frente a Huntington Beach.

Las autoridades de California decidieron este lunes (04.10.2021) clausurar las principales playas del sur de este estado afectadas por el vertido de petróleo procedente de una plataforma del Pacífico. Asimismo, vedaron la actividad pesquera, al tiempo que hablan de una "catástrofe ambiental” como no se había visto en décadas en esta región de Estados Unidos.

La fuga de petróleo empezó el sábado en la plataforma marina Elly, frente a Huntington Beach, y ya ha arrojado al mar unos 570.000 litros de petróleo. De momento, las autoridades han decidido clausurar las principales playas afectadas, desde el muelle de Huntington Beach hasta las de la comunidad de Newport Beach, ambas en el condado de Orange, al sur de Los Ángeles.

Aves y peces muertos, algunos con restos de crudo, aparecieron en las playas de Huntington Beach. Estas podrían permanecer cerradas "durante semanas o incluso meses", advirtió la alcaldesa Kim Carr, diciendo que temía un "potencial desastre ecológico" para la zona. Las autoridades pidieron a todos los residentes que se mantuvieran alejados de las aguas contaminadas, lo que supone un golpe en la ciudad conocida como "Surf City".

Vista aérea de la mancha.

Vista aérea de la mancha.

Debate por plataformas

También la industria pesquera local se ha visto afectada por el vertido, ya que las autoridades han prohibido esta actividad en un radio de 50 kilómetros. En concreto, el Departamento de Pesca y Silvicultura de California declaró el cierre de las pesquerías desde Sunset Beach, en Huntington Beach, hasta Dana Point para "dar tiempo a investigar cualquier impacto a los peces en el área afectada".

La Guardia Costera estadounidense, que coordina la respuesta a la catástrofe, dijo a primera hora del lunes que había limpiado el 3 por ciento de la mancha de petróleo, que se extiende sobre más de 30 kilómetros cuadrados, y que se habían desplegado cerca de 1,8 kilómetros de barreras para contener el avance del crudo. Pese a los esfuerzos, "estamos empezando a ver peces y pájaros cubiertos de petróleo a lo largo de nuestra costa”, incluso en humedales protegidos, informaron las autoridades.

El desastre reavivó el debate sobre la presencia de plataformas petrolíferas y oleoductos tan cerca de la costa del sur de California, donde la producción de crudo ha disminuido en los últimos años después de importantes vertidos que han hecho sonar las alarmas de grupos ambientalistas.

DZC (EFE, AFP)

DW recomienda