Profesor universitario asume como primer ministro de Argelia | El Mundo | DW | 28.12.2019
  1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages
Publicidad

El Mundo

Profesor universitario asume como primer ministro de Argelia

Abdelaziz Djerad tiene como tarea formar gobierno en medio de tiempos turbulentos para el país africano, sumido en una profunda crisis desde abril de 2019.

El presidente de Argelia, Abdelmadjid Tebboune, nombró este sábado (28.12.2019) al académico Abdelaziz Djerad (foto principal) como primer ministro, al que encomendó la misión de "construir un nuevo gobierno” que recupere la confianza de la ciudadanía, que sigue manifestándose contra el "sistema”. Además, el dirigente tendrá como principal objetivo impulsar la nueva república prometida por Tebboune.

Djerad, de 65 años, es doctor en Ciencias Políticas en la Universidad París X Nanterre y sucedió en el cargo a Sabri Bukadoum, ministro de Asuntos Exteriores que había sido nombrado primer ministro interino tras la dimisión de Nureddine Bedui el 19 de diciembre, día de la investidura del nuevo presidente Abdelmadjid Tebboune. La ceremonia del traspaso de poder de Bukadoum a Djerad se celebró este mismo sábado.

"Tenemos que trabajar con todas las competencias nacionales y los ejecutivos del país, las ciudadanas y los ciudadanos, para salir de esta difícil etapa”, y afrontar "desafíos económicos y sociales”, defendió el nuevo primer ministro tras ser recibido por el presidente. "Afrontamos un gran reto para recuperar la confianza” del pueblo, añadió.

Difícil tarea

Quizás el principal punto a favor de Djerad es que no está relacionado directamente con la era del renunciado Abdelaziz Bouteflika, quien fue invitado en abril de 2019 por el Ejército a dejar el poder en medio de masivas manifestaciones ciudadanas. Desde su caída, los argelinos han exigido que toda la clase política relacionada con Bouteflika dé un paso al costado y deje entrar a la administración a rostros nuevos.

Tebboune asumió como presidente con la promesa de impulsar reformas económicas y políticas de gran calado, en un intento por calmar las protestas. Con estos cambios espera dar vuelta la página respecto a la era de Bouteflika (1999-2019), caracterizada por la mala administración y el amiguismo. Sin embargo, su elección se dio con una altísima abstención (60 por ciento), por lo que ha sido criticada por Hirak, el movimiento de protesta.

DZC (AFP, dpa)

Deutsche Welle es la emisora internacional de Alemania y produce periodismo independiente en 30 idiomas. Síganos en Facebook | Twitter | YouTube |  

DW recomienda