Principio de acuerdo al conflicto de Sudán del Sur | El Mundo | DW | 08.11.2014
  1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

El Mundo

Principio de acuerdo al conflicto de Sudán del Sur

La IGAD amenaza con intervenir militarmente si el Gobierno y los rebeldes no ponen fin a un conflicto que ha provocado miles de muertos y millones de desplazados.

Las partes en conflicto en Sudán del Sur han decidido poner fin al conflicto que afecta al país desde finales de 2013 ante las presiones de la Autoridad Intergubernamental sobre el Desarrollo de África Oriental, IGAD. "Nos hemos comprometido a terminar la guerra con efecto inmediato", anunciaron conjuntamente el presidente de Sudán del Sur, Salva Kiir, y el líder de los rebeldes, Riek Machar.

Según un comunicado difundido por la IGAD en Adís Abeba, el acuerdo se habría alcanzado después de que los presidentes de Uganda, Sudán, Somalia y Kenia anunciaran sus intenciones de imponer sanciones a Sudán del Sur si las dos partes en conflicto no proponen soluciones concretas en un plazo de dos semanas.

Süd Sudan Gipfel im Präsidentenpalast von Addis Abeba

El presidente de Kenia, Uhuru Kenyata, el primer ministro etíope, Hailemariam Desalegn y un representante del IGAD durante el anuncio en Adís Abeba.

La IGAD, asimismo, advirtió que, de ser necesario, intervendría militarmente para poner fin a la violencia que sufre el país desde diciembre de 2013.

Desde que comenzasen las hostilidades a raíz de la lucha de poder entre el actual jefe de Gobierno y el ex vicepresidente Machar, miles de personas han perdido la vida y 1,3 millones han sido desplazadas. La primera decisión anunciada por el presidente Salva Kiir fue la intención de formar un gobierno de unidad nacional lo antes posible para tratar de frenar un conflicto político que en los últimos meses ha adoptado carices étnicos.

Legítima defensa

"A partir de ahora, mis hombres no saldrán de sus posiciones para atacar. Sólo lucharán en legítima defensa", aseguró el presidente Kiir. Un argumento, el de la propia defensa, al que han aludido ambas partes en numerosas ocasiones durante los últimos meses.

Machar, por su parte, aseguró que "no queremos que ningún soldado o civil muera tras los acuerdos alcanzados en Adís Abeba", por lo que instó a sus hombres a "cesar las hostilidades y permanecer en sus posiciones" hasta que se cumplan las dos semanas de plazo otorgadas por el IGAD.

JC (dpa,AFP)