Presidente serbio considera ″casi imposible″ una solución al conflicto con Kosovo | Europa al día | DW | 09.09.2018
  1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

Europa al día

Presidente serbio considera "casi imposible" una solución al conflicto con Kosovo

Vucic tuvo que interrumpir una visita a la minoría serbia en Kosovo, la exprovincia mayoritariamente albanesa de Serbia, que se independizó unilateralmente en 2008.

El presidente serbio, Aleksandar Vucic, tuvo que cambiar su ruta ante el bloqueo de carretera de los albano-kosovares. (picture-alliance/AP/Serbian Presidency)

El presidente serbio, Aleksandar Vucic, tuvo que cambiar su ruta ante el bloqueo de carretera de los albano-kosovares.

Serbia no ve prácticamente ninguna posibilidad de una solución rápida al largo conflicto con su antigua provincia de Kosovo, que se independizó unilateralmente en 2008, aseguran medios de comunicación de Belgrado.

Un compromiso en esta disputa es "casi imposible", citaron los rotativos al presidente serbio, Aleksandar Vucic, quien llegó a Kosovo este sábado (8.09.2018), con el objetivo de acercarse a la población serbia. "Estamos lejos de una solución de este tipo", dijo Vucic a sus compatriotas el mismo sábado en el norte de Kosovo.

Bloqueo contra Vucic

Entretanto, decenas de albaneses de Kosovo llenaron este domingo una carretera con camiones y maquinaria pesada, para bloquear la ruta prevista del presidente serbio.

Decenas de albaneses de Kosovo llenaron este domingo una carretera con camiones y maquinaria pesada, para bloquear la ruta prevista del presidente serbio. (Reuters/L. Hasani)

Decenas de albaneses de Kosovo llenaron este domingo una carretera con camiones y maquinaria pesada, para bloquear la ruta prevista del presidente serbio.

Los manifestantes bloquearon la carretera que conduce a la aldea de Banja, poblada por serbios, después de que Vucic partiera de la ciudad de Mitrovica. El Gobierno de Kosovo decidió entonces revocar el permiso de Vucic para visitar Banja, por motivos de seguridad.

El Gobierno de Kosovo había dado permiso para la visita de Vucic debido a la presión de Estados Unidos y la Unión Europea, que llevan a cabo desde hace mucho tiempo esfuerzos para normalizar las relaciones entre los dos países.

Bloqueo de Vucic

Pero Serbia no quiere discutir con las principales potencias, que han reconocido a Kosovo como un Estado independiente, ha dicho Vucic. En su lugar, Serbia debe fortalecerse económicamente y apoyar activamente a su minoría en Kosovo, indicó. Solo entonces, según él, podría surgir una nueva oportunidad para una solución del conflicto en el futuro.

La Unión Europea (UE) y Estados Unidos se esfuerzan por lograr un avance decisivo en el conflicto en los próximos meses. Occidente ha afirmado en repetidas ocasiones que el fin de la permanente crisis podría estar cerca. Sin embargo, el pasado viernes fracasó una nueva ronda de mediación de la UE entre los dos países, en Bruselas. Vucic se había negado a reunirse con su homólogo de Kosovo, Hashim Thaci, y se marchó de nuevo.

Administración y protección internacional

Alrededor del 90 por ciento de la población de Kosovo es de origen albanés. En 1998, se rebelaron contra la opresión serbia, lo que condujo a una guerra y a una represión indiscriminada contra la población.

Las fuerzas militares y paramilitares serbias expulsaron de Kosovo a unos 800.000 albaneses para que la región volviera a estar bajo su control. Pero, en 1999, la la OTAN intervino y sus bombas obligaron a los serbios a retirarse.

bajo administración internacional y bajo la protección de una fuerza dirigida por la OTAN (Getty Images/AFP/A. Nimani)

Kosovo, bajo administración internacional y bajo la protección de una fuerza dirigida por la OTAN.

Desde entonces, el país ha estado bajo administración internacional y bajo la protección de una fuerza dirigida por la OTAN, en la que participa, por ejemplo, el Ejército alemán.

Kosovo se declaró independiente en 2008 y actualmente es reconocido como un Estado independiente por más de 110 Estados. Sin embargo, hasta la fecha, no solo  Serbia sigue sin reconocer la soberanía de su antiguo territorio, sino que cinco Estados miembros de la UE tampoco reconocen la independencia del país (rml, efe, dpa).

 

Publicidad