Presidente de Panamá exige que se finalicen las obras del Canal | América Latina | DW | 02.01.2014
  1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

América Latina

Presidente de Panamá exige que se finalicen las obras del Canal

Ricardo Martinelli se enfrentó al grupo europeo GUPC, que construye el tercer juego de esclusas dentro del proyecto de ampliación del Canal de Panamá. GUPC amenazó con suspender las obras debido a los sobrecostos.

Ricardo Martinelli se enfrentó el jueves (2.1.2014) al consorcio europeo encargado del proyecto de ampliación del Canal de Panamá, que amenaza con suspender las obras debido a los sobrecostos. Asimismo, anunció que viajará a Italia y España, para que los gobiernos de ambos países se responsabilicen del asunto.

"No puede ser que una empresa incluya una cantidad de sobrecostos tan alta en una obra que es de la humanidad", dijo Martinelli. "Yo espero que la obra se desarrolle bajo el contexto en que se negoció. Tanto el presidente de España e Italia en aquellos momentos nos dijeron que este proyecto contaba con su responsabilidad solidaria, así que voy a ir a España e Italia a exigirles eso".

Salvaguardar los intereses nacionales

Por su parte, el exadministrador de la Autoridad del Canal de Panamá (ACP), Alberto Alemán Zubieta, y varios parlamentarios panameños instaron hoy (2.1.2014) a la empresa canalera a salvaguardar los intereses nacionales y hacer valer los contratos con el consorcio que construye el tercer juego de esclusas.

Alemán Zubieta conversó con diversos medios a los que reveló su preocupación, después de que el consorcio Grupo Unidos por el Canal (GUPC) anunciara la próxima suspensión de las obras en los próximos días, con el fin de obligar a la ACP a pagarle 1.600 millones de dólares en concepto de sobrecostos. "La ACP debe vigilar y proteger los intereses de los panameños para que se ejecute el contrato tal cual como se pactó", indicó el exsadministrador, en alusión a las exigencias del GUPC, integrado por las empresas Sacyr Vallehermoso (España), Impregilo (Italia), Jan de Nul (Bélgica), y Constructora Urbana, S.A. (Cusa), de Panamá. Abandonar la obra tendría consecuencias muy serias para las empresas implicadas, dijo Alemán Zubieta a diversos medios.

Consecuencias bursátiles

Las primeras ya se han dejado sentir. Las acciones de Sacyr se desplomaron el miércoles en la bolsa de Madrid, después de que la empresa española revelara su intención de suspender las obras de ampliación de la vía interoceánica, por no poder desarrollarlas debido a los costes pactados en el contrato original. La Autoridad del Canal de Panamá rechazó las presiones del GUPC, dirigidas a forzar a la organización canalera a negociar fuera de los términos establecidos en el contrato de construcción del tercer juego de esclusas de la vía acuática.

El actual administrador de la ACP, Jorge Quijano, respondió que "no importa qué tipo de presión se haga contra la ACP, nosotros mantenemos nuestra exigencia de que Grupo Unidos por el Canal respete el contrato que ellos mismos aceptaron y firmaron". A su vez, el diputado oficialista Rogelio Baruco, presidente de la comisión parlamentaria de la ampliación del Canal, dijo que el contrato fue revisado y que no hay motivo para la suspensión de los trabajos de construcción del tercer juego de esclusas. "Quijano tiene que hacer lo que corresponde", puntualizó.

Un siglo de Canal de Panamá

El GUPC ganó en 2009 la licitación para construir el tercer juego de esclusas, al proponer el precio más bajo (3.200 millones de dólares), por debajo del precio base de la ACP. Las nuevas esclusas son la parte más importantes del programa total de expansión, estimado en unos 5.250 millones de dólares. Se estima que las obras de ingeniería serán concluidas en junio de 2015, luego de casi un año de retrasos.

La expansión permitirá el paso de buques "post Panamax", que no pueden cruzar la vía acuática debido al tamaño restringido de las antiguas cámaras del Canal, que Estados Unidos inauguró en 1914.

MS (dpa/Reuters/laprensa.com)