Presidente de Chipre anuncia plan para reactivar la economía | Economía | DW | 31.03.2013
  1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

Economía

Presidente de Chipre anuncia plan para reactivar la economía

A diferencia de las medidas aplicadas en el resto de Europa, la de Nikos Anastasiadis no es austera, sino que busca dinamizar la economía.

Nikos Anastasiadis lleva un mes al frente del Gobierno chipriota y ha debido enfrentarse a la crisis financiera justo en su momento más álgido. El político conservador protagonizó las negociaciones con la Unión Europea y ahora debe intentar sacar a su país del pozo financiero en el que se halla.

Este domingo (31.03.2013), el mandatario avisó que no permanecerá estático ante el escenario que se viene encima de su país y detalló las medidas con las que espera superar la crisis. En una entrevista con el diario Fileleftheros, anunció que propondrá exenciones fiscales, protegerá a los trabajadores nacionales e incluso planea autorizar casinos.

Este último punto es polémico, pues la influyente iglesia ortodoxa se opone al juego. Sin embargo, la economía necesita urgentemente un impulso, dijo el mandatario, y los casinos atraen turistas nacionales e internacionales. También propuso que las empresas extranjeras que quieran invertir en la isla reciban determinados beneficios fiscales.

No a la austeridad

Se estima que en Chipre trabajan unas 100.000 personas que no pertenecen a la Unión Europea. Realizan trabajos en la construcción o cuidando niños. Pues para ellos podría haber malas noticias, ya que el presidente conservador advirtió que piensa tomar medidas para fijar una cuota máxima de trabajadores extranjeros en las empresas.

Otros planes son negociar con las asociaciones de dueños de inmuebles para que bajen el precio de los alquileres. Y si no, amenazó con imponerlo por ley. También pretende que disminuyan los precios de la electricidad, que son altísimos en la isla. Con todo esto, busca conseguir ahorros en los complicados bolsillos chipriotas.

Anastasiadis aseguró que no figura entre sus ideas despedir funcionarios públicos ni rebajar salarios. Tampoco pretende tocar las pensiones, al menos hasta el año 2015. El plan, que parece evitar la austeridad y buscar la agilidad económica, debe estar listo el jueves (04.04.2013), cuando la troika formada por el Banco Central Europeo, el Fondo Monetario Internacional y la Comisión Europea visite Nicosia para evaluar el impacto del rescate de 10.000 millones de euros.

DZC (dpa, El País)

DW recomienda