Presidente alemán felicita a excanciller Schmidt por 95 años | Alemania | DW | 23.12.2013
  1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

Alemania

Presidente alemán felicita a excanciller Schmidt por 95 años

El presidente federal alemán, Joachim Gauck, felicitó al excanciller germano Helmut Schmidt por su 95 cumpleaños y destacó los logros del veterano líder socialdemócrata.

"Su contribución a la paz interna de la República Federal y a acrecentar el prestigio de Alemania en el mundo ingresarán en los anales", señaló Gauck en su misiva al quinto jefe de gobierno de la posguerra alemana.

"Algunas virtudes que lo caracterizan, como la independencia de pensamiento, el valor y el sentido del deber, serán un ejemplo para las futuras generaciones de políticos", sostuvo Gauck.

Helmut Schmidt dejó de ser canciller hace 30 años, pero los alemanes siguen atentos a las opiniones de quien aún es editor del renombrado semanario Die Zeit ya sea de temas económicos como los rescates en Europa o políticos como las relaciones con China o crisis internacionales.

Gobierno signada por la Guerra Fría

El gobierno de Schmidt, de 1974 a 1982, estuvo signado por la crisis del petróleo, los preparativos para un sistema monetario europeo y la Guerra Fría. Pero en la memoria de los alemanes pervivirá en primer lugar por los asesinatos y secuestros de la izquierdista Fracción del Ejército Rojo.

Schmidt se negó a negociar con los terroristas que habían secuestrado el 5 de septiembre de 1977 al presidente de la patronal alemana Hanns Martin Schleyer y tras un dramático mes y medio, Schleyer fue asesinado por los ultraizquierdistas.

"Soy claramente consciente de que pese a todos mis esfuerzos soy en parte responsable de la muerte de Hanns Martin Schleyer", reconoció Schmidt al ser galardonado en abril de este año con el premio que lleva el nombre del empresario en señal de reconciliación de parte de la familia de éste.

Fumador empedernido de cigarrillos mentolados y postrado ya en una silla de ruedas, Schmidt goza de gran popularidad entre los alemanes, que lo eligieron en una encuesta el canciller más importante de la posguerra alemana. Su avanzada edad y su lucidez le han conferido un aura de máxima instancia de la política germana por encima de las rencillas partidistas.

CP (dpa)

DW recomienda

Publicidad