¿Prepara Frauke Petry una versión light de AfD? | Alemania decide | DW | 26.09.2017
  1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages
Publicidad

Alemania decide

¿Prepara Frauke Petry una versión light de AfD?

Frauke Petry no aguantó como rostro y voz de AfD durante mucho tiempo. Desde el congreso del partido en abril estaba aislada. Ahora ocupará un escaño en el Bundestag, pero no como parte de AfD.

Entre el triunfo electoral de Alternativa para Alemania (AfD) y su primera controversia pasaron solo 15 horas. Frauke Petry, hasta entonces líder de los populistas de derecha, no quiere formar parte de la bancada de AfD en el Parlamento federal alemana, el Bundestag. Ella habla de "posiciones diferentes” dentro del partido. Prefiere jugar a la Realpolitik. Su distrito electoral en Sajonia eligió a la política de 42 años como representante de AfD, pero ahora se dispone a hacer algo nuevo. ¿Pero qué?

Un golpe mediático

Lo sorprendente de la separación fue el momento. Fue elegido de manera estratégica de cara a los medios de comunicación: una sala completa en la primera rueda de prensa oficial tras las elecciones federales en las que la AfD ganó un 13% de los votos. Junto a ella, en el podio, se sentaban tres pesos pesados del partido, los cuales no tenían ni idea de lo que iba a ocurrir. Un gran montaje escénico para un pequeño divorcio. No obstante, los divorcios ya son tradición en el joven partido. Uno de los fundadores de AfD, Bernd Luke, se separó del partido en 2015 y desde entonces ha perdido toda relevancia política.

Previamente había sido despojado de poder, en lo que Petry participó. En Baden-Württemberg, los miembros de AfD se pelearon entre sí, para luego volver a unirse. Y el lunes en Mecklemburgo-Pomerania Occidental, se declararon independientes cuatro de los 18 diputados regionales del partido. Se trata de miembros moderados que dan la espalda al creciente extremismo del partido. "Se trata ya de un patrón”, escribió el diario Neue Zürcher Zeitung, "en el que miembros moderados de AfD abandonan el partido porque no están preparados para compartir la carga de su radicalización, tanto en cuanto a la retórica como a sus propuestas”.

Insatisfacción de los "serios”

Ya hace tiempo que se habla dentro de AfD de una separación de los moderados. En el congreso del partido que tuvo lugar en Colonia en abril, Frake Petry fue cuasieliminada por aquellos con una línea política más radical. Desde entonces permanecía claramente a la sombra de los dos cabezas de lista, Alice Weidel y Alexander Gauland. Una investigación del Süddeutsche Zeitung, y de dos emisoras revelaron que había planes de división entre los simpatizantes de Petry. En la federación regional de AfD en Sajonia, de una ideología especialmente derechista, casi una cuarta parte la seguiría. Con unos pocos más de entre los nuevos diputados en el Bundestag bastaría para formar grupo parlamentario propio. Para ello, Petry tendría que lograr convencer a 35 desertores.

Algunos e-mails de altos cargos de AfD que están en manos de diversos medios de comunicación, revelan una imagen aún más fragmentada del partido nacionalista de derecha. La sombra de la escisión se cierne sobre el joven grupo parlamentario. Y podría tener lugar en sus tres primeros meses en la cámara.

Lo mismo podría pasarle al partido en su conjunto: en Colonia se decidió el destino el partido, al imponerse los nacionalistas alemanes. ¿Qué decidirá ahora el ala moderada del partido?

¿Tiene Frauke Perry un plan B?

La hipótesis de una versión light de AfD está sobre la mesa. Cuando el martes se reunieron en Berlín los 94 miembros del grupo parlamentario de AfD, nadie hizo movimiento alguno a favor de Petry. Pero eso podría pasar en cualquier momento. Ella quiere renovar la política, dice. Hacer una "Realpolitik en el buen sentido de la política conservadora”. Y cuando Alexander Gauland anunció en la misma noche electoral su rechazo a Merkel, ella contraatacó al día siguiente. Esa es exactamente la retórica que el "votante burgués… no considera constructiva”. Ella apela a los "miembros serios”, desacreditados por el ala derechista de su partido.

Los seguidores de Petry creen que tiene un plan B en el bolsillo. Berengar Elsner von Gronow, presidente del Centro Alternativo en Renania del Norte-Westfalia, quien se ve como un contrapeso burgués-conservador al ala populista de derechas que allí representa Björn Höocke, lo tiene claro: la decisión de Petry de salir del partido y del grupo parlamentario no fue solo algo impulsivo.

Autor: Volker Wagener (EAL/ER)