Preocupación en Ucrania ante la cumbre Trump-Putin | El Mundo | DW | 13.07.2018
  1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

El Mundo

Preocupación en Ucrania ante la cumbre Trump-Putin

Este lunes 16 de julio en Helsinki se celebrará una cumbre entre Trump y Putin que preocupa a los ucranianos. ¿Podrían ambos políticos llegar a acuerdos sobre cuestiones conflictivas sin tener en cuenta a Ucrania?

En el se hablará sobre Siria y las pasadas elecciones en Estados Unidos. Pero también sobre Ucrania y la península de Crimea, anexionada ilegalmente por Moscú, tras las protestas del Maidán en 2014. En el este de Ucrania continúa desarrollándose una guerra sangrienta. No está claro si Moscú ha aceptado esta agenda anunciada por Trump.

En el Kremlin hay, en cualquier caso, una cosa muy clara: no hay nada que negociar en lo concerniente a Crimea, la península es "parte inseparable de Rusia”.  Esta actitud no deja muy contentos a los ucranianos, a quienes también preocupan las propias declaraciones efectuadas hasta ahora por Trump. "Ya veremos”, fue la respuesta reciente del presidente estadounidense cuando se le preguntó por la posibilidad de que Washington modificara su posición en la cuestión de Crimea.

Asegurar el apoyo de EE.UU. a Ucrania

La posición estadounidense sobre esta cuestión es esencial para Kiev. EE.UU. fue el primer país en introducir sanciones en marzo de 2014, directamente tras la anexión de Crimea. Ahora se teme que Trump y Putin lleguen a acuerdos sin tener en cuenta a los propios ucranianos. Todo el mundo recuerda bien aquella aparición en plena contienda electoral de Trump, en la que el actual presidente estadounidense manifestó su deseo de mantener "muy muy buenas relaciones” con Rusia. Poco antes de partir hacia Europa para reunirse con sus socios europeos de la OTAN en Bruselas, Trump dijo que la "amistad con Rusia, China y otros” es "buena”. En Kiev preocupa que en Helsinki no se tenga en cuenta a Ucrania. 

Ante la perspectiva de la cumbre Trump-Putin, Kiev ya ha tomado algunas medidas preventivas para evitar que Trump llegue a acuerdos con Moscú de forma precipitada. El presidente del parlamento ucraniano, Andrij Parubij, manifestó su esperanza de que Estados Unidos no cambie su posición en la cuestión ucraniana y se remitió "al apoyo acordado entre el Congreso de Ucrania y la Casa Blanca”. Al mismo tiempo, en la esfera no oficial, los ucranianos han intentado sondear el ánimo de la Casa Blanca antes de la cumbre. Así lo ha informado la agencia de noticias Reuters basándose en informaciones procedentes de círculos diplomáticos ucranianos. Al parecer, se habría buscado confirmación por parte de los colegas estadounidenses de que Trump tendría en cuenta los intereses de Ucrania durante la cumbre con Putin. 

Más ayuda que durante la era Obama

En cualquier caso, los observadores ucranianos están más bien tranquilos ante la cumbre. Razones para el optimismo tienen. A pesar de la supuesta posición cordial hacia Putin, ha sido precisamente con Trump, y no con su predecesor, Obama, el presidente con el que se ha aprobado el suministro de armas letales a Ucrania que ya se han empleado para la lucha contra los rebeles apoyados por Moscú en el Donbáss, en el este del país.

Pero en Kiev hay quien duda de las buenas intenciones de Trump hacia Ucrania. Entre ellos, Mykola Beleskov, del Instituto para la Cooperación Euroatlántica, con sede en Kiev. Beleskov considera que el argumento decisivo para el suministro de armas a Ucrania no ha sido la buena voluntad del presidente de EE.UU., sino más bien la potencial ganancia para las empresas armamentísticas estadounidenses, que podrían haber hecho un negocio de 47 millones de dólares.

Durante la era Trump también han aumentado los esfuerzos para lograr una solución pacífica al conflicto en el este de Ucrania. Hace meses, Trump nombró a Kurt Volker como encargado de asuntos de Ucrania. Volker es un diplomático de carrera conocido por su posición crítica hacia Rusia. Desde que ocupa el cargo ya ha visitado en varias ocasiones el país y se ha reunido varias veces con Vladislav Surkov, un consejero de Putin responsable en el Kremlin de las cuestiones sobre Ucrania. Aunque los esfuerzos de Volker no han dado frutos palpables, nadie en Kiev cree realmente que el encuentro entre Putin y Trump en Helsinki tenga consecuencias dramáticas.

Autores: Oleksander Holubov/Danylo Bilyk (ms/jov)

Deutsche Welle es la emisora internacional de Alemania y produce periodismo independiente en 30 idiomas. Síganos en Facebook | Twitter | YouTube |  

 

DW recomienda

Publicidad